Antes de comenzar a hacer ejercicios verifique sus niveles de Glicemia

Antes de comenzar a hacer ejercicios verifique sus niveles de Glicemia

Antes de comenzar a hacer ejercicios es muy importante que lo consulte con su médico; tal vez él le pida que previamente se realice unos exámenes médicos. Converse con su médico acerca del plan de ejercicios que usted desea realizar, explicándole el tipo y la cantidad de actividad física. Además, pregúntele si usted tiene algún problema de salud que limite sus opciones. Puede ser que su médico le recomiende hacer ciertos cambios en su plan de ejercicios o le indique algunos ajustes en su alimentación y medicación.

Recuerde que cuando usted realiza ejercicios, sus niveles de glicemia (azúcar en la sangre) bajan, por lo que debe estar muy atento a las Hipoglicemias (bajo nivel de glucosa en la sangre). Es muy importante que se realice una prueba de glicemia antes de comenzar a realizar ejercicios y siempre lleve consigo alguna fuente de azúcar de rápida absorción (caramelos, sobres de azúcar, tabletas de glucosa, geles de glucosa, etc.), para contrarrestar cualquier hipoglicemia que se pudiese presentar.

Es muy importante que si usted realiza ejercicios intensos o prolongados, verifique y esté atento a sus niveles de glucosa en sangre hasta 24 horas de haber realizado dicha actividad física, para asegurarse que no se presente un episodio de Hipoglicemia o bajos niveles de glucosa en sangre.  Cuando uno realiza ejercicios extremos o actividad física prolongada, por muchas horas, las células utilizan las reservas de glucosa de los músculos (glucógeno) y del hígado (glucagón), y al terminar de hacer ejercicios, los músculos y el hígado vuelven a retener, durante las siguientes 24 horas, esa glucosa, por lo que los niveles de glucosa en sangre disminuirán pudiendo ocasionar una Hipoglicemia.

Las personas con Diabetes deben estar muy atentas a sus niveles de azúcar en la sangre mientras realizan ejercicios. Esto se logra manteniendo un balance entre la glucosa requerida para producir la energía necesaria para realizar la actividad física, la acción de la insulina (inyectada o producida por el individuo) y la glucosa disponible en los alimentos que se ingieren. En algunas oportunidades se requerirá alimento extra para poder mantener este balance mientras se realiza el ejercicio.

Si por el contrario, sus niveles de glicemia están muy elevados (Hiperglicemias), deberá realizarse una prueba de cetonas en la orina, ya que si usted tiene cetonas no deberá realizar ejercicios debido a que sus niveles de azúcar en la sangre y cetonas podrían elevarse aún más.

Más acerca de …
Ejercicios y Diabetes