¿Cómo reducir el riesgo de Ateroesclerosis?

¿Cómo reducir el riesgo de Ateroesclerosis?

Instagram
Facebook
Facebook

La Ateroesclerosis es una enfermedad asociada al estilo de vida poco saludable que tenemos actualmente. Esto a su vez desencadena factores de riesgo adicionales para el desarrollo y progresión de la Ateroesclerosis.

Algunos de estos factores de riesgo que debemos evitar o controlar al máximo para prevenir o minimizar los riesgos de Ateroesclerosis o las consecuencias que éstas pueden desencadenar son:

  • La Hipertensión Arterial, o niveles elevados de presión en la sangre, que ejerce una fuerza dentro de las arterias, rompiendo el frágil endotelio que recubre la superficie interior de las arterias.
  • La Hipercolesterolemia, caracterizada por elevados niveles de lipoproteínas de baja intensidad (LDL), o Colesterol malo, en la sangre. Este tipo de Colesterol transporta el Colesterol de los órganos hacia la sangre, mientras que el colesterol bueno o lipoproteínas de alta densidad (HDL) protegen de la Ateroesclerosis, pues retiran el Colesterol de los tejidos para llevarlo al hígado y desecharlo.
  • El Tabaquismo, ya que el cigarrillo contiene sustancias tóxicas como la nicotina, que contraen los vasos sanguíneos y tienen un efecto tóxico directo, provocando una respuesta inflamatoria sobre la pared de las arterias.
  • La Diabetes y el Síndrome Metabólico, ya que el 90% de las personas con Diabetes Tipo 2 tienen resistencia a la insulina y están asociados a otras condiciones como el Síndrome de Resistencia a la Insulina o Síndrome Metabólico, que si no son controlados pueden causar daño al endotelio.
  • Sobrepeso y Obesidad, ya que la grasa abdominal produce una sustancia que puede causar Disfunción Endotelial, aumenta la resistencia a la insulina e incrementa el efecto inflamatorio en la pared de las arterias.
  • La vida sedentaria, es un estilo de vida caracterizado por la falta de actividad física. El ejercicio ayuda a reducir de peso, aumenta la sensibilidad de las células a la insulina y disminuye la respuesta inflamatoria en la pared de las arterias.

Existen otros factores de riesgo que no podemos controlar, como la edad y el sexo de las personas.

  • El sexo de las personas, ya que las hormonas masculinas son aterogénicas, mientras que las hormonas femeninas o estrógenos protegen a la mujer de la Ateroesclerosis. Es por eso que las mujeres por lo general, se ven afectadas por Ateroesclerosis en la etapa post-menopáusica.
  • La edad, ya que con el paso de los años el endotelio se puede ir dañando y las paredes de los vasos pueden ser más susceptibles a inflamación.

Mantener hábitos de alimentación saludables, incrementar la actividad física, mantener un peso ideal, llevar una vida más calmada, dejar de fumar, mantener niveles normales de Glicemia y Hemoglobina A1c y chequear sus niveles de lípidos o grasas en la sangre anualmente, le ayudaran a reducir el riesgo de desarrollar Ateroesclerosis y otras enfermedades cardiovasculares, de modo que puede disfrutar de una vida más saludable, productiva y feliz.

Más acerca de …
Ateroesclerosis

Instagram
Facebook
Facebook