Frutas y verduras, ¿por qué debes comerlas?

Frutas y verduras, ¿por qué debes comerlas?

Instagram
Facebook
Facebook

Por: Sofía Ramírez

Encargada del área de salud y nutrición de la Fundación 5xDía

La terapia nutricional ha sido reconocida como uno de los componentes más importantes en el tratamiento integral de la Diabetes. Incluir frutas y verduras en la dieta de personas con Diabetes trae muchos beneficios, porque, además de fortalecer el sistema inmunológico con las vitaminas y minerales que contienen, son una excelente fuente de fibra, la cual, además de aportar volumen a la dieta y facilitar digestión, mejora el control de los niveles de glucosa en la sangre.

Es deseable que en cada comida principal (desayuno, comida o cena), se incluya alguna porción de 80gr de alguna fruta o verdura de temporada, ya que son más económicas y de mejor calidad.

En este verano puedes encontrar las siguientes verduras y frutas:

Verduras

Chayote

Contiene vitamina C, que favorece al sistema inmune, y vitamina B1, necesaria para obtener energía de los alimentos.

Escójalos tiernos, firmes, sin golpes ni insectos; refrigérelos sin lavar y pueden durar hasta dos semanas. Pruébelo como más le guste: crudo, cocido, en sopas o ensaladas y alterne con otras verduras para obtener más vitaminas y minerales.

Ejote

Contiene vitamina A, que ayuda a mantener sana la piel y la visión; vitamina C, favorece el sistema inmune; ácido fólico, interviene en la formación de células nuevas.

Escójalos de color uniforme, firmes y sin insectos; corte las puntas, cuézalos durante cinco minutos y congélelos en una bolsa fechada. Cómalos como más le gusten: en sopa, ensalada o guisado.

Nopal

Reconocido como la verdura más mexicana, abundante, deliciosa y altamente nutritiva. Aporta vitamina A, que ayuda a mantener sana la piel y la visión; vitamina C que favorece al sistema inmune.

Cómprelos de color uniforme, firmes y sin espinas y lávalos con agua potable. Cuézalos y escúrralos, pueden mantenerse en refrigeración hasta por una semana en recipiente hermético; no olvide fecharlo.

Chile verde

Se consume en pocas cantidades y su contenido de vitaminas y minerales es bajo.

Compre chiles de color uniforme, firmes al tacto, sin magulladuras o partes podridas. Refrigérelos sin lavar y pueden durar hasta dos semanas. Consúmalos en sopa, guisados o salsas.

Calabaza

Contiene vitamina C que fortalece el sistema inmunológico y ácido fólico que interviene en la formación de nuevas células.

Escójala firme, color uniforme y sin golpes. Para almacenarla refrigérela sin lavar y se conservará una semana. Puede consumirla cruda o cocida en sopa, guisados o ensaladas.

Frutas

Limón

Es rico en vitamina C, que ayuda a nuestras defensas para evitar enfermedades.

Escoja los limones firmes al tacto, de color uniforme amarillo o verde brillante. Manténgalos en refrigeración sin lavar; duran en un buen estado hasta tres semanas. Consúmalos acompañando verduras de hoja verde o leguminosas, favorece al aprovechamiento del hierro.

Papaya

Es una fruta reconocida por su apoyo al buen funcionamiento del intestino grueso; contiene vitamina C que ayuda a tener un sistema inmune sano; cuenta también con vitaminas que ayudan a que se aprovechen mejor los alimentos.

Elija la fruta firme, sin golpes ni rastros de insectos y refrigere sin lavar; si no la consume de inmediato puede durar hasta 2 semanas. Cómala como más le guste: sola, en ensalada o en un licuado con leche baja en grasa.

Piña

Rica en vitamina C que favorece a nuestro sistema inmune; es altamente refrescante en época de calor.

Cómprela tan madura según la piense consumir y elija las piezas amarillas con ligeros tonos verdes, con olor característico, sin magulladuras o presencia de insectos.

Para conservarla retire la cáscara y rebánela, la puede disfrutar sola, acompañando ensaladas y guisados.

Mango

Su color, como todas las frutas de tono amarillo o naranja, nos indica que contiene vitamina A que favorece a la visión y una piel sana.

Compre el mango firme y sin manchas, golpes o insectos. Refrigere sin lavar si no los consume de inmediato; se mantendrán frescos una semana.

Cómalo como más le guste; solo, en ensalada o en licuado con leche baja en grasa.

Naranja

Aporta una abundante cantidad de fibra para el buen funcionamiento del intestino grueso; vitaminas A, C y minerales que intervienen en la formación y mantenimiento de huesos y dientes.

Elija la fruta firme, sin golpes ni insectos y déjela a temperatura ambiente sin lavar hasta por dos semanas.

Acompañe la naranja con verduras verdes o leguminosas para aprovechar el hierro.

Uva

Ideal para un extra de energía entre comidas al aportar vitamina C que favorece al sistema inmune; vitamina A que ayuda a mantener la piel sana y la visión.

Adquiera uvas de textura firme, color vivo y uniforme, sin magulladuras, que no se desprendan fácilmente del racimo. Su conservación requiere refrigerarse después de haber sido lavadas y duran hasta una semana. Disfrútelas como postre, en ensaladas o solas.

Manzana

Opción de colación ideal, ya que es fácil de llevar a todas partes además de tener un sabor muy agradable, proporciona vitamina A y C. Gracias al ácido fólico, potasio y fibra que contiene, ayuda a tener buena digestión y mantener el equilibrio de los líquidos en el cuerpo.

Elija la fruta firme, sin golpes ni rastros de insectos. Refrigere sin lavar si no la consume de inmediato, se mantiene en buen estado hasta tres semanas.

Consúmala con cáscara para aprovechar su fibra y úsala en ensaladas.

Durazno

Su color nos indica que contiene principalmente vitamina A; para una piel sana y una buena visión.

Compre la fruta firme, sin golpes, manchas o insectos. Refrigérela sin lavar si no la consume de inmediato, hasta por dos semanas.

Disfrútela con cáscara en ensaladas o como postre.

Existe una gran cantidad de mitos sobre las frutas y verduras y la Diabetes, por el azúcar que particularmente aportan las frutas. En la actualidad ya existen estudios que respaldan que es más beneficiosa una dieta con frutas y verduras que algún régimen que las restrinja, sin olvidar que una dieta saludable debe incluir un equilibrio entre todos los grupos de alimentos.

Fuente:
SIAP (Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera)
UNESCO 2010

Artículo enviado a Diabetes al Dia como colaboración de:

federacionmexdiabdiabeteshoy

Instagram
Facebook
Facebook