¿Cómo saber si tenemos y qué puede causar Hipertensión Arterial o Presión Alta?

¿Cómo saber si tenemos y qué puede causar Hipertensión Arterial o Presión Alta?

Es fácil averiguar si usted tiene Hipertensión, sólo necesita ir a su médico y hacer que éste chequee su presión arterial. Cuando le tomen la tensión se reportarán dos números, por ejemplo, 120 mm de Hg y 80 mm de H, o como se dice en el argot médico: 120 sobre 80. El primer número se denomina Presión sistólica y ocurre cuando el corazón se contrae. El segundo número es la Presión diastólica y ocurre cuando el corazón se dilata. Los valores de presión sistólica normales oscilan entre 90 y 130 mm de Hg, y los de presión diastólica entre 60 y 85 mm de Hg. El nivel ideal de presión sistólica es de 120 mm de Hg y el de presión diastólica es 80 mm de Hg.

Según los resultados que haya arrojado su chequeo de presión arterial, usted puede tener una de las siguientes condiciones:

  • Hipotensión con presión arterial baja: Cuando su resultado fue, presión Sistólica entre 50 y 90 mmHg y Diastólica entre 35 y60 mmHg.
  • Hipotensión con presión arterial levemente baja: Cuando su resultado fue, presión Sistólica entre 90 y 100 mmHg y Diastólica entre 60 y 70 mmHg.
  • Presión arterial normal: Cuando su resultado fue, presión Sistólica entre 100 y 130 mmHg y Diastólica entre 70 y 85 mmHg.
  • Hipertensión con presión arterial levemente alta: Cuando su resultado fue, presión Sistólica entre 130 y 140 mmHg y Diastólica entre 85 y 90 mmHg.
  • Hipertensión con presión arterial moderadamente alta: Cuando su resultado fue, presión Sistólica entre 140 y 160 mmHg y Diastólica entre 90 y 110 mm Hg.
  • Hipertensión con presión arterial muy alta: Cuando su resultado fue, presión Sistólica entre 160 y 230 mmHg y Diastólica entre 110 y 135 mmHg.

En algunas ocasiones, la presión sistólica es demasiado elevada mientras la presión diastólica permanece en niveles menores de 90 mm de Hg, esto se conoce con el nombre de Hipertensión Sistólica aislada. Una Hipertensión Sistólica aislada con niveles por encima de 160 mm de Hg es motivo de preocupación, tal como si se tratara de una Hipertensión en donde ambas presiones (sistólica y diastólica) sean elevadas.

¿Qué puede causar Hipertensión Arterial o Presión Alta?

La Hipertensión no en todos los casos se origina de la misma manera, algunas veces puede ser originada por un problema específico, como por ejemplo, insuficiencia renal, y ésta se denomina “Hipertensión secundaria”. Solamente una minoría de los casos es de este tipo, ya que en la mayoría no se consigue la causa aparente del problema, denominándose “Hipertensión esencial”.

Algunas investigaciones sugieren que la “Hipertensión Esencial” puede ser causada en algunos casos por resistencia a la insulina, la cual se piensa también que es la causa de la Diabetes Tipo 2 (no insulino dependiente). Algunas personas con resistencia a la insulina, tienen altos niveles de ella en la sangre, y esto puede causar que los riñones expulsen el agua y la sal más lentamente, elevando de esta forma los niveles de presión en la sangre. Además, los elevados niveles de insulina también pueden afectar al sistema nervioso autónomo y provocar la secreción de sustancias químicas que comprimen los vasos, provocando también Hipertensión.

En algunos casos, especialmente en personas con Diabetes Tipo 2, la edad puede facilitar que los vasos sanguíneos se tornen más angostos o estrechos. Estos vasos dañados le hacen mayor resistencia al flujo sanguíneo y aparece la Hipertensión. Luego esta Hipertensión va, a su vez, dañando las paredes de esos vasos, aumentando más y más la resistencia al flujo sanguíneo y la presión arterial.

Los valores de presión sistólica normales oscilan entre 90 y 130 mm de Hg, y los de presión diastólica entre 60 y 85 mm de Hg.

Más acerca de …
Hipertensión Arterial