Si tengo Diabetes Gestacional… ¿Qué debo hacer para que todo salga bien?

Si tengo Diabetes Gestacional… ¿Qué debo hacer para que todo salga bien?

Las mujeres con Diabetes Gestacional corren el riesgo de tener:

  • Parto prematuro, que significa que el parto se presenta antes de que el bebé esté suficientemente maduro para nacer.
  • Daños durante el parto, provocados por el nacimiento de un bebé muy grande a través del canal de parto, e infecciones, especialmente de la vejiga y la vagina.

Estos problemas pueden evitarse. Es por eso, que es tan importante que se cuide adecuadamente y siga los consejos de su médico.

Debe mantener un buen control del nivel de glucosa en su sangre, por su bienestar y el de su bebé. Buen control significa tratar de mantener el nivel de glucosa en su sangre entre 80 mg/dl y 150 mg/dl el mayor tiempo posible. Su doctor puede cambiar un poco estos números. Es importante que mantenga su nivel de glucosa bien controlado, especialmente en las mañanas, antes de comer y 1 ó 2 horas después de las comidas.

Hay 5 maneras para mantener bien controlados los niveles de glucosa en la sangre (glicemia).

  • Hacer con frecuencia sus propios análisis de glucosa en sangre, (monitoreo de glicemias).
  • Seguir un plan de alimentación específico.
  • Hacer ejercicios regularmente.
  • Inyectarse insulina (si es necesario).
  • Contar con apoyo emocional.

No debe obviar ninguna comida o merienda pensando que esto le ayuda a bajar los niveles de glucosa en la sangre. De hecho, esto puede ser peligroso para su bebé. Cuando no ingiere alimento suficiente para usted y su bebé, las grasas se desintegran formando cetonas. Las cetonas son ácidos que pasan a la sangre de su bebé, de la misma forma que la glucosa y pueden afectar la salud de su bebé. Las cetonas también pueden aparecer cuando sus niveles de azúcar están muy elevados por mucho tiempo (Hiperglicemia). Cuando sus niveles de glucosa en la sangre están por encima de 240 mg/dl puede llevar a una complicación muy seria denominada Cetoacidosis. Si su nivel de glicemia está por encima de 240 mg/dl deberá realizarse una prueba de cetonas en la orina y si tiene cetonas en la orina es necesario que llame a su médico de inmediato o acuda a la sala de emergencia.

Chequear sus niveles de glicemia es una excelente idea. El azúcar en la sangre se elevará después de las comidas, pero no debe ser mayor de 160 mg/dl, dos horas después de comer. Usted puede realizar el análisis (monitoreo de glicemia) en su casa cuando lo desee o considere necesario.

El mejor momento para hacer el análisis es antes del desayuno y 1 ó 2 horas después de las comidas. No es normal que su azúcar se eleve por encima de 160 mg/dl después de las comidas. En la mañana, la meta es que su azúcar en sangre esté entre 80 mg/dl y 100 mg/dl (antes de comer).

Otras pruebas muy importantes que se debe realizar para asegurarse que está ejerciendo un óptimo control de sus niveles de glucosa en sangre (glicemia) son la Hemoglobina Glicosilada o Hemoglobina A1c y la prueba de Fructosamina.

Recuerde siempre que usted es la encargada de controlar el nivel de azúcar en su sangre. Usted y su doctor pueden decidir si es necesario y cuándo debe realizar estos análisis. También su doctor le dirá exactamente qué valores deben tener sus niveles de glicemia, Hemoglobina A1c y Fructosamina.

Otros métodos para chequear sus niveles de glucosa, que no requieren monitor o glucómetro son:

Prueba Visual de Glicemia: esta prueba consiste en colocar una pequeña gota de sangre de su dedo en una cinta reactiva. En el extremo de la cinta reactiva hay una almohadilla pequeña, es ahí donde va a poner la gota de sangre, en unos segundos, la almohadilla cambiará de color. Compare el color de la almohadilla con la escala de colores que muestra el estuche de sus cintas reactivas y éste le indicará el rango en el que se encuentra su glicemia, pero no indicará un número exacto.

Prueba de Glucosa en la orina (Glucosuria): esta prueba consiste en colocar una muestra de orina en un recipiente y sumergir una cinta especial, sacándola de forma inmediata. Al cabo de unos minutos la cinta cambiará de color y deberá compararse con la escala de colores que trae el estuche de las cintas. Este resultado no le indicará el nivel de glucosa de ese momento sino como estaba horas atrás. Además le dará el rango aproximado en el que se encontraba su nivel glucosa y no el número exacto.

Más acerca de …
Diabetes Gestacional