La Diabetes en la Sexualidad Femenina

La Diabetes en la Sexualidad Femenina

Pese a que existe abundante información acerca de la sexualidad y los problemas sexuales del hombre con Diabetes, muy poco se ha escrito acerca de los efectos de la Diabetes en la sexualidad femenina. Aunque se requiere de mucho estudio en este tema, esta información le ayudará a difundir conocimientos para solucionar los problemas ocasionados por la Diabetes en la vida sexual de la mujer.

Una “respuesta sexual normal”, tiene cuatro fases o etapas, que son:

  • Deseo
  • Excitación
  • Orgasmo
  • Culminación

El deseo, también conocido como “libido”, se refiere al interés en el sexo, específicamente, ¿con qué frecuencia sientes ganas de tener relaciones sexuales?, en lugar de ¿con qué frecuencia en realidad las tienes? Los pensamientos sexuales o fantasías son manifestaciones de deseo. El deseo desencadena las demás fases del ciclo. Tener relaciones sexuales cuando en realidad no se tiene deseo, puede afectar de manera adversa las demás fases de una respuesta sexual normal. Las primeras sensaciones de placer sexual físico, anuncian el comienzo de la siguiente fase: la excitación.

APARATO SEXUAL FEMENINO

Utero1 Ovario
2
Fondo del útero
3 Útero matriz
4 Cuello del útero
5 Orificio
6 Recto
7 Vagina
8 Ano
9 Periné
10 Vulva apertura
11 Labios mayores
12 Labios menores
13 Meato urinario externo
14 Clítoris
15 uretra
16 Sínfisis púbica
17 Vejiga
18 Istmo de la trompa de
Falopio
19 Fimbrias de la trompa de
Falopio
20 Ampolla de la trompa de
Falopio
21 Uréter

La sangre fluye dentro de la “labia” (los pliegues en los genitales externos) y el clítoris (un órgano pequeño y sensible situado justo debajo del hueso púbico) haciendo que estos se dilaten o abulten. Al mismo tiempo, la vagina se expande y “suda” gotas lubricantes, y los pezones se ponen erectos. El ritmo cardíaco, la presión sanguínea, la respiración y la tensión muscular se incrementan, y algunas mujeres experimentan enrojecimiento en la piel. El nivel de excitación continúa hasta llegar al “orgasmo”.

En el orgasmo, ciertas contracciones rítmicas del área genital y anal sueltan olas de placer. Después del orgasmo, todos los cambios físicos de la excitación sexual se revierten a lo normal y viene una sensación de satisfacción y relajamiento (culminación). Si no hay orgasmo, la culminación llega, pero más gradual o lentamente.

Más acerca de …
Sexualidad Femenina y la Diabetes