Nutrición en personas con Diabetes

Nutrición en personas con Diabetes

La alimentación es uno de los factores clave en el tratamiento de las personas con Diabetes, ya que los nutrientes que usted consume son absorbidos en el intestino y pasan a su sangre donde serán distribuidos hacia los órganos que los requieran, sea para aportar energía o para construcción y recambio celular. Para llevar a cabo esta distribución de nutrientes, el organismo produce varias hormonas y una de las principales es la insulina, que interviene en el metabolismo de carbohidratos.

Si tiene Diabetes, su cuerpo no es capaz de producir suficiente insulina o la insulina que produce no actúa en forma adecuada, de manera que no puede distribuir ni utilizar estos nutrientes como debe ser. El principal nutriente afectado es la glucosa, por lo cual, ésta aumenta en la sangre a niveles superiores al rango normal (70 -110 mg/dl). La finalidad de seguir un plan de alimentación en la persona con Diabetes, es suministrarle la cantidad de energía, proteínas, carbohidratos y grasas que su organismo pueda utilizar adecuadamente y coordinar esto con el tratamiento médico (sea insulina o agentes hipoglicemiantes orales) y con el ejercicio físico.

Las necesidades nutricionales de la persona con Diabetes deben ser calculadas por un profesional en nutrición, después de una cuidadosa evaluación que incluya, además del peso corporal, la estatura, la edad, los exámenes de laboratorio y los hábitos alimentarios del individuo.

Una vez que se estudian los factores mencionados, se calculan las necesidades individuales tomando en cuenta las calorías, proteínas, grasas, y carbohidratos.

Calorías

Se refiere a la cantidad de energía que necesita el organismo para realizar sus funciones básicas (respiración, recambio celular, excreción de toxinas, etc.) y a ésta se suman la energía necesaria para el crecimiento (en caso de niños y adolescentes) y para realizar actividad física. La cantidad de calorías que una persona necesita varía según la edad, estatura y peso. Si usted es una persona con exceso de peso debe consumir menos calorías (energía) de la que gasta su organismo para que pueda consumir las calorías (energía) que tiene acumulada en su grasa corporal; en este caso la dieta indicada se llama Hipocalórica o baja en calorías. Si usted tiene un peso adecuado su plan de alimentación será Normocalórico. Si usted tiene bajo peso tendrá que consumir más calorías de las que consume para ganar peso (dieta Hipercalórica).

Las calorías o energía que aportan los nutrientes son:

  • Proteínas: 4 calorías por gramo.
  • Grasas: 9 calorías por gramo.
  • Carbohidratos: 4 calorías por gramo.

¿Qué son las proteínas?

Son sustancias formadas por aminoácidos que el organismo utiliza para la formación de células. Se encuentran principalmente en los alimentos de origen animal tales como: pollo, pescado, carnes, huevo, leche, quesos. También se encuentran en algunos alimentos vegetales, como los granos (frijoles, lentejas, etc.).

La cantidad de proteínas necesaria se calcula individualmente y no deben ser consumidas en exceso, ya que, si bien no aumentan los niveles de glucosa en la sangre, ellas aportan también grasas saturadas (aunque le quitemos la piel al pollo o la grasa a la carne, entre sus fibras queda grasa que no percibimos a simple vista. Por otra parte el exceso de alimentos de procedencia animal puede sobrecargar el trabajo de los riñones.

Lípidos o grasas

Son sustancias que aportan gran cantidad de energía o calorías. No deben eliminarse totalmente de la dieta sino saber qué tipo de grasa es buena y consumirla en cantidades adecuadas.

Las grasas saturadas están presentes en los alimentos de origen animal (manteca, tocineta, mantequilla). Al calentar los aceites, éstos también se convierten en grasas saturadas. Las grasas saturadas tienen efectos muy dañinos ya que elevan los niveles de colesterol en la sangre y pueden provocar obstrucción de las arterias. También se encuentran en algunas grasas vegetales como el aceite de palma y el coco.

Las grasas insaturadas o polinsaturadas se encuentran en los aceites como el de maíz, girasol, ajonjolí, y margarinas. Es seguro consumirlas en crudo (sin calentar) y en cantidades moderadas (para aderezar las ensaladas).

Las grasas monoinsaturadas están presentes en la aceituna, aguacate, y aceite de oliva. Este tipo de grasas no tienen efectos dañinos sobre el nivel de colesterol en la sangre, y también pueden ser consumidas en cantidades moderadas.

Carbohidratos o glúcidos

Los carbohidratos se pueden dividir en dos grupos Sencillos y Complejos. Hasta hace varios años existía la creencia de que las personas con Diabetes debían evitar el pan, arepa, pasta, papa, cambur, uvas etc. Hoy en día se recomienda el consumo de estos alimentos en cantidades que varían según las necesidades individuales.

  • Los carbohidratos sencillos son los que se absorben más rápidamente en el torrente sanguíneo, como el azúcar blanca o morena (sacarosa), la miel, el papelón, etc. Su consumo debe evitarse, a menos que sean permitidos en cierta cantidad por el profesional en nutrición que lo asesore.

Las frutas también contienen carbohidratos sencillos (fructosa), pero como contienen fibra su consumo es permitido a diario en las cantidades individualmente requeridas, ya que la fibra hace que la glucosa se metabolice más lentamente.

  • Los carbohidratos complejos están en el maíz, trigo, avena, y derivados (arepa, pan, galletas, pasta), también están en el plátano y en tubérculos como papa, yuca, apio y ocumo. Todos pueden incluirse en la alimentación de las personas con Diabetes respetando las necesidades individuales. Ellos se absorben más lentamente en la sangre y siempre se recomienda consumirlos en forma integral por su alto contenido de fibra, sin embargo no se elimina el pan blanco ni los cereales, que no sean integrales.

Una de las técnicas nutricionales más eficientes para controlar los niveles de glucosa en la sangre es el conteo de carbohidratos, que le permite calcular la dosis de insulina, medicación y actividad física que debe realizar según su ingesta de carbohidratos o Hidratos de Carbono.

Ejemplo de Menú ideal para personas con Diabetes

Por Lic. Cynthia Figuera
shutterstock_98055782Por lo que hemos mencionado las personas con Diabetes obtienen más beneficios de una alimentación completa y balanceada que si eliminan alimentos de su dieta. La clave está en cuánto necesita cada individuo y esto debe ser calculado por un profesional de la nutrición.

Un ejemplo de menú es el siguiente:

Desayuno:
Pan Integral.
Queso blanco (bajo en sal).
Margarina.
Leche descremada.

Almuerzo:
Sopa de espinaca.
Pollo con cebolla y pimentón.
Arroz.
Ensalada de lechuga y tomate.
Aceite de oliva.
Ensalada de frutas.

Merienda:
Gelatina ligera con fruta.

Cena:
Pan.
Pescado.
Ensalada.
Piña.

Como verán este ejemplo de menú no indica las porciones, ya que, como mencionamos anteriormente cada persona debe tener un plan de alimentación individualizado según sus requerimientos, el cual debe ser establecido por su nutricionista.

Lic. Cythia Figuera
Nutricionista especialista en Endocrinología y metabolismo.

Más acerca de …
Nutrición y Diabetes