Ateroesclerosis: Síntomas y qué podemos hacer para prevenirla

Ateroesclerosis: Síntomas y qué podemos hacer para prevenirla

La Ateroesclerosis, por lo general, no presenta síntomas hasta que el flujo sanguíneo se ve afectado, se hace más lento o se comienza a obstruir.

El realizarse un examen físico en su próxima visita al médico podría ayudarle a saber si usted tiene Ateroesclerosis y de esa manera tomar las medidas necesarias de inmediato.

El médico auscultará su corazón y pulmones con un estetoscopio y podría detectar si existen signos de Ateroesclerosis en su etapa inicial, ya que en esta etapa la Ateroesclerosis puede provocar un sonido de susurro o soplo sobre la arteria y en ese caso podría ordenarle exámenes adicionales.

Entre algunos de los exámenes para poder diagnosticar Ateroesclerosis están: Arteriografía, Índice tobillo-brazo (ABI), Prueba de esfuerzo, Estudio Doppler, Angiografía Pulmonar y Ecografía intravascular.

Si usted tiene factores de riesgo de desarrollar Ateroesclerosis o presenta algún síntoma que le pueda indicar que tiene obstrucción leve o severa de las arterias, es muy importante que acuda a un médico para que le realice las pruebas requeridas y así detectar cualquier daño en las arterias y ejercer el control o tomar las medidas necesarias, para evitar que éstos se conviertan en un problema mayor.

 ¿Qué podemos hacer para prevenir la Ateroesclerosis?

shutterstock_113937001El mantener hábitos de alimentación saludable, evitar el consumo de grasas saturadas e hidrogenadas o Trans y el exceso de carbohidratos simples, aumentar el consumo de pescado, fibra, frutas y vegetales, además de realizar ejercicios con regularidad, serán nuestras mejores armas para reducir de peso corporal y mantener controlados otros factores de riesgo que pudiésemos tener, como la Hipertensión, la Hipercolesterolemia, el Síndrome Metabólico y la Diabetes.

Igualmente, el evitar a toda costa el cigarrillo y estar vigilantes de nuestros niveles de colesterol, triglicéridos, glicemia y presión arterial para que nos aseguremos de que están bajo control, nos permitirán reducir los riesgos de desarrollar Ateroesclerosis, o por lo menos que su progresión se retrase o detenga y de esa manera podamos disfrutar de una mejor calidad de vida.

Más acerca de …
Ateroesclerosis