Sitios de Inyección de Insulina

Sitios de Inyección de Insulina

Las personas con Diabetes que requieran inyectarse insulina deben conocer los sitios de su cuerpo donde deben colocarse la insulina y además aprender a rotar dichos “sitios de inyección”.

inyectarseEs importante usar un sitio diferente en cada inyección para que la piel, la grasa y los músculos se mantengan sanos. A esto se le conoce como “rotación de los sitios de inyección.”

Tal vez necesite la ayuda de un familiar para que lo inyecte en alguno de éstos. Todos los sitios de inyección de su cuerpo tales como: brazos, abdomen, piernas, y nalgas son las “áreas de inyección”.

La insulina penetra a la sangre con más rapidez en algunas áreas de inyección que en otras. En el abdomen (Estómago) es donde penetra con mayor rapidez, luego en los brazos entra un poco más lentamente y por último las piernas y las nalgas son las áreas por donde la insulina penetra más lentamente al torrente sanguíneo.

Debido a estas diferencias en el tiempo de absorción de la insulina, su nivel de azúcar en la sangre pudiera variar cuando se usen diferentes áreas.

Su médico es el único que puede indicarle dónde y cómo debe escoger sus sitios de inyección; es muy importante recordar que solamente podrá utilizar esta información como guía de lo que su médico le recomiende.

Recomendaciones

Si solamente requiere inyectarse insulina una vez al día, use todos los sitios de inyección de esta área antes de pasar a otra. Esto le ayudará a mantener sus niveles de glicemia más uniformes durante largos periodos.

Empiece en el extremo de un área, como por ejemplo el abdomen, y vaya usando todos los sitios de inyección de esa área en orden, poniendo numeración continua a cada sitio de inyección, para mayor comodidad.

Cuando haya usado todos los “sitios de inyección” de un área puede empezar de nuevo en esa área o pasar a otra.

Si se inyecta más de una vez al día, utilice un área diferente para cada inyección. Por ejemplo, se puede inyectar en los brazos por la mañana, en el abdomen al mediodía y en las piernas por la noche.

En algunos casos, usted podrá escoger el área de inyección de acuerdo a una eventualidad, dependiendo de la rapidez con que desee que la insulina penetre en la sangre. Por ejemplo, si requiere comer lo más rápido posible después de la inyección, le convendrá inyectarse en el abdomen (Estómago).

Más acerca de …
Inyectando la Insulina