Trabajar de noche aumenta riesgo de tener Diabetes

Trabajar de noche aumenta riesgo de tener Diabetes

Instagram
Facebook
Facebook

Dormir poco o en horas que son inconsistentes con nuestro reloj biológico interno, provoca que el organismo tenga dificultades para controlar los niveles de azúcar en la sangre, informaron los investigadores del Hospital Brigham de Boston.  Otros estudios también han arrojado resultados similares, por lo que en Diabetes al Dia queremos informarles, que cuando trabajamos en horas en las cuales se supone que deberíamos estar durmiendo, también es un importante factor de riesgo de desarrollar Diabetes Tipo 2.

Por Joe Cardozo

Trabajar de noche puede ser dañino para la salud, pero lamentablemente, en este mundo globalizado y en una economía competitiva, algunas profesiones no dejan otra opción a quienes la ejercen, por lo que no lo pueden evitar.  Aproximadamente el 26% de la fuerza laboral americana entra en este renglón, en el que sus horarios de trabajo pueden causar daños a su salud.  Investigaciones anteriores demostraron que trabajar en horas nocturnas, interrumpe el ritmo biológico, lo que aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares, sobrepeso y obesidad, depresión, úlceras estomacales y estrés.

Ahora, nuevos estudios científicos liderados por Christopher Morris, investigador postdoctoral en el Programa de Cronobiología Médica de la División de Medicina del Sueño de Brigham y de la Universidad de Harvard, encontraron también que el no dormir a las horas regulares, incrementa el riesgo de desarrollar Diabetes Tipo 2: estos resultados fueron publicados en la revista Journal PLoS Medicine. Trabajar de noche puede afectar la habilidad de la insulina de metabolizar apropiadamente la glucosa en la sangre.

Los científicos llevaron a cabo un estudio en el que sometieron a 21 individuos, a un ambiente controlado en que alteraron los patrones de sueño y dieta de los participantes durante un periodo largo. El objetivo de la investigación era simular las horas de trabajo nocturno y analizar su impacto en el organismo. En los resultados se mostró que los cambios en los patrones normales de sueño,, interrumpen los procesos metabólicos del organismo. Incluso, se observó que algunos de los participantes desarrollaron síntomas de Diabetes a las pocas semanas.

Durante el periodo de investigación, se llevó un registro de cuántas horas de sueño obtenían y controlaron otros factores como sus actividades y dieta. Posteriormente, siguió un periodo de tres semanas en las que dormían de 5 a 6 horas por cada periodo de 24 horas, en las cuales debían dormir tanto durante el día como durante la noche simulando el horario de un trabajador de turnos rotativos. Durante este lapso, también se vio que las concentraciones de glucosa en la sangre de los participantes “se incrementaban significativamente” después de las comidas, debido a una pobre producción de insulina en el páncreas.

En otro estudio liderado por el Dr Frank Hu, profesor de nutrición y epidemiología de la escuela de salud pública en la universidad de Harvard, donde participaron 177 mil enfermeras en edades comprendidas entre los 30 y 50 años que llevaban hasta dos décadas trabajando en horarios nocturnos, encontraron que el riesgo de desarrollar Diabetes se incrementó en 5% en aquellas que llevaban 1 ó 2 años, este aumento alcanzó el 40% en las que llevaban 10 años, y se disparó al 60% en las enfermeras que llevaban más de 20 años trabajando de noche.

¿Por qué trabajar de noche puede ocasionar Sobrepeso y Diabetes tipo 2?

Sin duda alguna el incremento de peso corporal es una de las causas por la que esto sucede. Recordemos que el sobrepeso es uno de los principales factores de riesgo de desarrollar Diabetes tipo 2 y las personas que trabajan de noche tienden a comer más durante las horas en que se supone que deberían estar durmiendo. Nuestro organismo está diseñado para disminuir el sistema metabólico en horas nocturnas, por lo que las calorías que ingerimos durante la noche son menos propensas a ser utilizadas eficientemente y más propensas a ser almacenadas como grasas, aumentando el peso corporal y el riesgo de desarrollar Diabetes Tipo 2.

No dormir en las horas apropiadas o dormir poco puede además, afectar el sistema metabólico, acelerando la secreción de la hormona del apetito llamada Grelina y suprimiendo la de la hormona de saciedad llamada Leptina; ocasionando un incremento en la ingesta de comidas. Nuestro reloj biológico, además, regula indirectamente nuestro peso corporal controlando la temperatura y niveles de glucosa en nuestro cuerpo.

Trabajar de noche produce mayor estrés y el estrés aumenta los niveles de cortisol, que es una hormona segregada en las glándulas suprarrenales (ubicadas encima de los riñones). Cuando tenemos exceso de estrés esto hace que el cortisol, como mecanismo de defensa, eleve los niveles de glucosa en la sangre, acelere el ritmo cardíaco y por tanto también la presión arterial, y facilite la formación de células grasas (adipocitos) que pueden afectar el buen funcionamiento del endotelio (pared interna de las arterias) y aumente el riesgo de desarrollar ateroesclerosis.

En Diabetes al Dia tenemos el firme compromiso de reducir la alta incidencia de Diabetes

En Diabetes al Dia nos sentimos firmemente comprometidos, en mantener a la población en general bien educada e informada acerca de todos los factores de riesgo de desarrollar Diabetes tipo 2 y lo que debemos hacer para reducirlos al máximo, de modo que podamos revertir la tendencia de incremento dramático de nuevos casos de Diabetes Tipo 2.

Copyright © 2000 -2016- Diabetes al Dia – Derechos Reservados

Prohibida la reproducción parcial o total de este artículo

Instagram
Facebook
Facebook