Vacuna logra restaurar producción de insulina en personas con Diabetes tipo 1

Vacuna logra restaurar producción de insulina en personas con Diabetes tipo 1

Instagram
Facebook
Facebook

En un estudio científico se encontró que una vacuna para la Tuberculosis (TB), que es utilizada desde 1921, puede destruir las células del sistema inmunológico que causan Diabetes Tipo 1 y hacer que las células Beta restauren la producción de insulina.

Por Joe Cardozo

En un pequeño estudio científico acerca de una vacuna aprobada y utilizada desde 1921 contra la Tuberculosis, los investigadores encontraron que podía matar a las células T del sistema inmunológico, que son las responsables de la destrucción de las células Beta y que por lo tanto son las que ocasionan la Diabetes Tipo 1, y además se podía restaurar la producción de insulina por parte de las células Beta.

La Dra. Denise Faustman, MD, Phd, quien es la directora del laboratorio de inmunología del Massachusetts General Hospital en Boston dijo “Lo que hemos visto en dos vacunas, que hemos administrado durante cuatro semanas por separado, fue la muerte de las células T malas” y añadió “También pudimos observar que las células T reguladoras del sistema inmunológico, es decir las células T buenas, continuaron funcionando y además, las células del páncreas se pudieron reactivar a pesar de que los participantes en este estudio, tenían 15 años de haber sido diagnosticados con Diabetes Tipo 1”.

“Esto no quiere decir que las personas con Diabetes Tipo 1 van a botar sus inyectadoras de insulina” dijo Faustman “pero es excitante saber que, después de décadas de que la Diabetes Tipo 1 es diagnosticada, las células del Páncreas pueden volver a funcionar”.

La vacuna que ya había sido aprobada, se llama Bacile Calmette-Guerin (BCG) y ha sido usada contra la tuberculosis por 90 años. Esta vacuna también es utilizada como un tratamiento para el cáncer de vejiga. La vacuna trabaja incrementando los niveles de una sustancia denominada Factor de Necrosis de Tumor (TNF). Altas dosis de TNF pueden ser tóxicas, pero la vacuna no parece elevar mucho estos niveles.

La Dra. Faustman comenzó a realizar estas investigaciones científicas de TNF con ratones en la década de los 90. Estos estudios sugirieron que el uso de TNF era una manera de regenerar las células Beta. La dificultad de conseguir TNF comercialmente representaba un problema, pero la vacuna BCG aumenta la producción de TNF en el organismo. La Dra. Faustman reportó hace una década, que elevando los niveles de TNF con el uso de esta vacuna pudo curar a ratones con Diabetes Tipo 1.

La Dra. Faustman y su equipo de investigadores, en el año 2001, probaron una sustancia similar en ratones y encontraron que ésta destruyó las células T dañinas y permitió que las células productoras de insulina se regeneraran y volvieran a producir insulina.

Si resultó en ratones… ¿Puede funcionar en humanos?

Para responder a esta interrogante, la Dra. Faustman y su equipo reclutaron a 6 personas con Diabetes Tipo 1, que habían sido seleccionadas al azar para conformar alguno de los dos grupos en este pequeño estudio.

El promedio de tiempo de diagnóstico entre los 6 participantes de este estudio fue de 15.3 años con Diabetes Tipo 1 y su edad promedio era de 35 años.

Este estudio duró 20 semanas, en el cual 3 participantes integraron el grupo que recibió la vacuna BCG inyectada, mientras que a los otros 3 les administraron una inyección de placebo. Al final los resultados de los dos grupos fueron comparados con los de un grupo de participantes con Diabetes Tipo 1 y con los de otro grupo de participantes sin Diabetes.

Durante las 20 semanas de este estudio, en 2 de los 3 participantes que fueron tratados con la vacuna de BCG, se mostraba que sus células T malas habían muerto, mientras que había un incremento en los niveles de células T protectoras y un aumento de los niveles de una sustancia denominada Péptido-C, que es un indicador de producción de insulina.

Faustman recalcó que no está clara la razón por la cual la vacuna no parece haber funcionado con el tercer participante, aunque aclaró que al final del estudio, sus niveles de péptido-C también comenzaron a aumentar.

“No sabemos aún si dosis más frecuentes o más altas pudieran ser necesarias para restaurar mayor función pancreática” dijo Faustman, “pero seguramente para ello influirá el tiempo que cada persona tenga, de haber sido diagnosticada con Diabetes Tipo 1”.

“Sin importar el tiempo que haya tenido una persona diagnosticada con Diabetes Tipo 1, seguramente recuperará, al menos, algo de función pancreática” aseguró Faustman y agregó “puede ser que restauremos un 5, 10,20, 50 ó 60% de su función pancreática, eso aún no lo sabemos, pero cualquier grado de restauración de péptido-C ayuda a prevenir las complicaciones de la Diabetes”.

Este descubrimiento está creando controversia entre algunos médicos

Si los resultados se mantienen, esto podría significar que una vacuna genérica para la Tuberculosis (TB) utilizada desde 1921, puede regenerar las células productoras de insulina en el páncreas. Pero no hay garantías concretas de que los resultados de este estudio en su fase inicial y que fueron publicados en PLoS One, se puedan mantener en estudios más largos que actualmente se están llevando a cabo, advirtieron algunos investigadores de otros estudios científicos, que incluso criticaron el hecho de que se haya ido más allá de las evidencias en los argumentos presentados acerca de lo que causó los efectos observados.

El Dr. Spyros Mezitis, un endocrinólogo de Lenox Hill Hospital en Nueva York dijo “Este estudio demostró que incrementando los niveles de TNF, pudieron inducir la muerte de las células T auto reactivas que destruyen las células que producen insulina y transitoriamente elevaron los niveles de péptido-C, pero… ¿Qué sucede después de las 20 semanas? y… ¿Qué tan seguido hay que aplicarles esta vacuna?” y añadió “estoy preocupado por el incremento de los niveles de TNF en el organismo, ellos dicen que solamente actúa sobre las células secretoras de insulina, pero…  ¿Cuáles podrían ser los posibles efectos a largo plazo si esta vacuna debe ser administrada de manera periódica?, y … ¿Cómo puede afectar a las hormonas de crecimiento en niños?, ya que si esta vacuna funciona, será aplicada en niños”.

“Pensamos que estamos viendo evidencias prematuras, de la efectividad de una simple y económica vacuna, que ataca y destruye a las células autoinmunes que causan la Diabetes Tipo 1” respondió la Dra. Denise Faustman del Massachusets General Hospital, quien lideró este estudio científico, la cual además aseguró, que la vacuna tiene un excelente record de seguridad comprobada y ha sido utilizada por billones de personas, a nivel mundial, para la prevención de Tuberculosis”.

“Hemos encontrado que aún con pequeñas dosis, esta vacuna pudo revertir transitoriamente la Diabetes Tipo 1 en pacientes que han tenido la enfermedad por 15 años y los efectos duraron una semana” agregó la Dra, Faustman y continuó diciendo “Nuestras mediciones demostraron que las células T del sistema inmunológico, que son las que destruyen los islotes de células pancreáticas, murieron y tuvimos evidencia de que la producción de insulina fue restaurada”.

Según las recomendaciones del Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC), los únicos grupos de personas que no pueden recibir esta vacuna, son aquellos cuyo sistema inmunológico esté comprometido, como pacientes con Sida (HIV) o aquellas personas que hayan recibido un trasplante de órganos. El CDC también recomienda que no sea utilizado en mujeres embarazadas, debido a que su uso aún no ha sido bien estudiado entre este grupo.

Una ventana de esperanza al futuro

La Dra. Faustman y su equipo están actualmente desarrollando la fase II de este estudio científico, donde utilizarán dosis mayores de esta vacuna.

En Diabetes al Dia celebramos los resultados de este estudio científico en su fase inicial, el cual además nos ayuda a entender mejor la fisiopatología de la Diabetes Tipo 1. Estaremos muy pendientes esperando los resultados que arrojen las diferentes fases de este importante estudio científico, para así poder transmitírselos, con la gran esperanza y firme convicción, de que los beneficios que esta vacuna ofrecerá a la población con Diabetes Tipo 1, serán de incalculables proporciones y les dará la oportunidad de tener una excelente calidad de vida.

En Diabetes al Dia, queremos alertarlos en tener cuidado de no caer en la trampa de muchos individuos y empresas inescrupulosas, que, aprovechándose de quienes atraviesan circunstancias difíciles, ofrecen falsas curas o pócimas mágicas prometiéndoles que la Diabetes desaparecerá.  Aquellas personas que son víctimas de estos farsantes, por lo general, abandonan su tratamiento habitual, ocasionando severos daños irreversibles en el organismo, causando dolor y sufrimiento, cuando lo único que mejoran son las cuentas bancarias de estos mercaderes de la salud. Por eso en Diabetes al Dia únicamente les informamos acerca de resultados fidedignos de estudios científicos, realizados por instituciones médicas acreditadas y publicados por las revistas médicas más reconocidas a nivel mundial.

Copyright © 2000 -2016- Diabetes al Dia – Derechos Reservados

Prohibida la reproducción parcial o total de este artículo

Instagram
Facebook
Facebook