Adapte la Diabetes a su vida Sexual Femenina

Adapte la Diabetes a su vida Sexual Femenina

La respuesta física es sólo una parte de la sexualidad, probablemente la parte menos complicada. La sexualidad va más allá del acto sexual; es una parte intrínseca de la personalidad, que indica cómo se relaciona con los demás y cómo se relacionan los demás usted.

La manera como usted se adapte a la Diabetes y la incorpore a su vida afecta su sexualidad. Por ejemplo, el estrés por tratar con los múltiples aspectos de la Diabetes, puede crear sentimientos de rabia, depresión y ansiedad, y estos sentimientos pueden a su vez, tener impacto en la manera como usted se relaciona con las demás personas, incluyendo a su pareja.

La Diabetes puede tener además un impacto en su autoestima e imagen corporal. Esta imagen corporal incluye conceptos como “espacio personal”, “límites o fronteras personales” y ciertas tareas necesarias para un buen control de la Diabetes, entre ellas las inyecciones de insulina y el monitoreo de glicemias, que pueden parecer invasores a sus límites o fronteras. Estos procedimientos que invaden los límites y fronteras de la mujer pueden llevar a tratar de retener barreras personales en otras áreas de su vida. Para una mujer que lucha por mantener sus fronteras en una relación íntima, donde se requiere que ambos despejen sus límites personales, esta situación será incómoda, por lo tanto, esa mujer tratará de evitar cualquier relación amorosa que implique intimidad.

Otras mujeres buscarán establecer una relación que no sea tan compenetrada como ellas quisieran, porque tienen miedo de que nadie vaya a querer una pareja con Diabetes.

La Diabetes no solamente afecta el desarrollo de las nuevas amistades, sino que también puede tener un impacto en relaciones previamente establecidas. Es más, una mujer que es diagnosticada con Diabetes después de 25 años de casada, tendrá más angustia con respecto a su pareja que una mujer que ha sido diagnosticada desde la infancia, debido a que los diagnósticos recientes implican cambios en el estilo de vida y por consiguiente, en la relación de la pareja.

Tradicionalmente, la mujer ha definido su rol de ser femenina en relación con su habilidad de tener hijos. Para algunas mujeres el hecho de tener un bebé da una sensación de logro, de poder. Las mujeres con Diabetes, generalmente se preocupan por tener hijos normales y saludables, sin embargo, las estadísticas demuestran que un control adecuado y la tecnología en Obstetricia moderna, asegura que las mujeres con Diabetes pueden tener hijos saludables. No obstante, la cantidad de esfuerzo y ansiedad que sienten las mujeres con Diabetes embarazadas puede disipar la felicidad del embarazo. Con el nacimiento del bebé, se reafirma nuevamente ese sentimiento de logro y de poder sobre sus cuerpos.

Usted puede tener una vida sexual placentera, pero al igual que muchas cosas en la vida, esto conlleva trabajo. El factor más importante para una relación sexual saludable, es la comunicación.

Exprese sus necesidades a su pareja y tenga en cuenta que desarrollar y mantener una relación requiere tiempo y esfuerzo. Las parejas que han estado juntas por muchos años, también requerirán tiempo para redescubrirse. Si usted está experimentando problemas con su pareja, le podría ayudar el hecho de discutirlo con su médico, éste le puede ofrecer soluciones simples. También, podría ser de gran ayuda el visitar a un consultor matrimonial o a un terapista sexual.

Aprender a adaptar la Diabetes a la vida en pareja puede beneficiar en gran medida el aspecto sexual.

Si usted no está satisfecha con su vida sexual, dé los pasos necesarios para hacerla placentera.

Más acerca de …
Sexualidad Femenina y la Diabetes