Enfermedad Arterial Periférica… ¿Por qué es tan peligrosa y cómo podemos prevenirla?

Enfermedad Arterial Periférica… ¿Por qué es tan peligrosa y cómo podemos prevenirla?

Instagram
Facebook
Facebook

La Diabetes y el tabaquismo encabezan la lista de factores de riesgo de desarrollar Enfermedad Arterial Periférica (EAP), seguidos por el Colesterol elevado y la Hipertensión Arterial, pero afortunadamente todos estos factores de riesgo se pueden reducir y así evitar los serios problemas que puede ocasionar un inadecuado flujo sanguíneo a las piernas.

Por Joe Cardozo

La Enfermedad Arterial Periférica o Arteriopatía Vascular Obstructiva (APD por sus siglas en inglés), también conocida como Enfermedad Vascular Periférica, consiste en un flujo deficiente de sangre a las extremidades, especialmente a las piernas debido al estrechamiento o la obstrucción de las arterias como consecuencia de la formación de placas de ateroma en las paredes de las arterias que transportan sangre a las piernas. Esta situación, de no ser tratada, puede avanzar a etapas más severas y representar un elevado riesgo de infartos al corazón y derrames cerebrales, además de serios problemas en las piernas que incluso podrían requerir la necesidad de amputaciones.

Las placas de ateroma están compuestas por una acumulación de Colesterol (LDL) y monocitos convertidos en macrófagos. Estas placas, que pueden ir estrechando poco a poco las arterias, hacen que el flujo de sangre se vea afectado, provocando a su vez, un deterioro en el transporte adecuado de oxígeno y nutrientes que todos los órganos y tejidos del cuerpo necesitan. Este proceso de acumulación de placa, por lo general, se produce al mismo tiempo en todo el cuerpo y se llama Aterosclerosis. Si el flujo sanguíneo se ve cada vez más afectado y la acumulación de placa y trombos obstruyen completamente la arteria, se producirá un cuadro isquémico o la muerte del órgano o tejido afectado. Si la Ateroesclerosis ocurre en una arteria del corazón esto puede provocar un infarto al miocardio, si ocurre en una arteria del cerebro puede ocasionar un derrame cerebral o Stroke y si aparece en las arterias de alguna extremidad (brazos o piernas) puede ocasionar la muerte del tejido y podrá requerir de una amputación.

¿Cómo se produce la Ateroesclerosis?

El endotelio es la capa flexible y lisa que recubre las arterias por dentro y, mediante la irrigación de óxido nítrico, es el encargado de mantener el tono vascular, la integridad de las paredes de las arterias, vasos sanguíneos y se encuentra a lo largo de la superficie de éstos, haciendo que el flujo sanguíneo sea normal.

Sin embargo, ciertos factores como los ácidos grasos libres, el sobrepeso, la resistencia a la insulina, la Diabetes y la Hipertensión, pueden causar daño al endotelio, ocasionando inflamación como consecuencia de ciertas sustancias liberadas por la grasa abdominal a través del estrés mecánico.

El endotelio, cuando se va dañando, hace que las paredes de las arterias se vuelvan adherentes, permitiendo que se empiecen a acumular algunas moléculas, incluyendo las lipoproteínas de baja densidad o colesterol malo (LDL), monocitos y plaquetas en el área dañada. La ruptura del endotelio dañado produce turbulencia en el flujo sanguíneo lo que incrementa el daño endotelial creando así un círculo vicioso.

Todos estos procesos continúan, por lo que la placa va aumentando de tamaño. Y esto hace que la pared vascular se expanda cada vez más donde se acumula la placa, reduciendo la luz y el flujo sanguíneo hacia los diferentes órganos que la necesitan.

Síntomas de Enfermedad Arterial Periférica o EAP

Se estima que el 60% de los afectados aún no han sido diagnosticados, porque la Enfermedad Arterial Periférica (EAP), por lo general, no presenta síntomas en su etapa más temprana o sus síntomas pueden pasar desapercibidos. Algunos síntomas tempranos de la enfermedad Arterial periférica pueden ser, cambios en la temperatura y color de los pies, que se tornan fríos y que cambian un poco de color, además de hormigueo, calambres y falta de sensibilidad o entumecimiento.

El primer síntoma funcional que puede aparecer, es un dolor intenso en alguna parte de las piernas, que ocurre al caminar cierta distancia y desaparece al dejar de caminar por unos minutos, pero aparece nuevamente al volver a caminar la misma distancia, obligando a la persona afectada a detenerse de nuevo por unos minutos. A esto se le denomina Claudicación Intermitente.

De no ser tratado el problema, la Enfermedad Arterial Periférica (EAP) avanza a etapas más severas donde la disminución de flujo sanguíneo es tan grave, que puede producir isquemia crítica de la extremidad, la cual se puede manifestar de dos formas:

1-Dolor muy intenso en la pierna, pie o dedos, que aparece aún estando en reposo, suele aparecer en las noches cuando la persona afectada está acostada reposando y que se alivia cuando se deja la pierna colgando en el aire y sin mover.

2-Aparición de lesiones en forma de úlceras en los pies, antepierna y dedos que pueden terminar en gangrena, lo cual requerirá de amputación.

Grado de afectación debido a la falta de irrigación sanguínea a las piernas

  • Grado 1: Cambios de temperatura o pies fríos, cambios en el color, hormigueo, calambres, parestesia o falta de sensibilidad.
  • Grado 2 a: Dolor que aparece al caminar aproximadamente 150 mts. (492 pies), lo que se conoce como Claudicación Intermitente moderada.
  • Grado 2 b: Dolor que aparece al caminar una distancia menor a 150 mts, lo que se conoce como Claudicación Intermitente grave.
  • Grado 3: Dolor en reposo.
  • Grado 4: Lesiones tróficas que pueden llegar a la necrosis y a la gangrena.

Un inadecuado flujo sanguíneo a las piernas puede ocasionar serios problemas

Cuando el riego sanguíneo hacia los pies no es suficiente, la situación empeora aún más. Unos pies sanos necesitan el oxígeno y los nutrientes esenciales que aporta la sangre. En personas con Diabetes, el flujo sanguíneo deficiente hacia las piernas hace que las heridas tarden más en cicatrizar. Cuando el flujo sanguíneo se ve gravemente disminuido, el pie corre un alto riesgo de que se dañen sus tejidos y algunas partes del pie se podrían ver amenazadas.

  • La tercera parte de las personas con Diabetes que ingresan en un hospital, lo hacen por arteriopatías o Enfermedad Arterial Periférica en miembros inferiores.
  • Cuando se les descubre la enfermedad, el 10% tienen instaurada enfermedad vascular oclusiva.
  • Las personas con Diabetes son 5 veces más propensas a lesiones isquémicas en los pies. Casi el 70% de las amputaciones que se hacen en un hospital ocurren en personas con Diabetes.
  • Uno de los problemas más temidos, es la aparición de úlceras en los pies, como secuela de la neuropatía y la Arteriopatía periférica Obstructiva.
  • La desestructuración de la arquitectura plantar favorece la aparición de las lesiones.
  • Las alteraciones en la inmunidad favorecen la infección, siendo ésta un factor determinante en la evolución.

Tanto las personas con Diabetes como las que fuman tienen de 3 a 4 veces mayor riesgo de desarrollar Enfermedad Arterial Periférica, sin embargo, debido a que estos factores son perfectamente controlables, si se toman los correctivos necesarios, estas personas pueden evitar la aparición y desarrollo de esta enfermedad. La edad también representa un importante factor de riesgo, pero a diferencia de los demás, esto no lo podemos controlar.

Afortunadamente todo esto se puede prevenir

En la actualidad, nada de esto debería seguir sucediendo, ya que hay tratamientos para controlar los factores de riesgo e incluso para detener o revertir el avance de esta enfermedad. Diversos estudios demuestran además que, si las personas afectadas saben qué hacer y lo hacen a tiempo, se pueden evitar las amputaciones en más de un 85% de los casos.

El diagnóstico y tratamiento precoz son los más valiosos elementos para evitar problemas con las extremidades, especialmente en las piernas. Al notar cualquiera de sus síntomas la recomendación más importante es consultar cuanto antes con un médico. El médico puede diagnosticar si existe Enfermedad Arterial Periférica (EAP) o factores de riesgo de desarrollarla, realizando algunos exámenes y midiendo el pulso en los pies (ingle, detrás de la rodilla, en el tobillo y parte superior del pie).

El pulso indica la potencia del flujo de sangre. La ausencia de pulso o un pulso débil en estos lugares es una señal de Enfermedad Arterial Periférica (EAP). Es posible que el médico también observe el color de sus pies cuando están por encima del nivel del corazón y después del ejercicio. El color de los pies puede indicar un flujo insuficiente de sangre a través de las arterias.

Es probable que el médico realice, además, una prueba de medición del índice tobillo-brazo, donde se compara la presión arterial de las piernas con la presión arterial de los brazos y adicionalmente podrá requerir una ecografía Doppler.

Por otro lado, el médico necesitará chequear su presión arterial y realizar análisis de sangre, para saber cómo están los niveles de glucosa y colesterol. El médico también debe averiguar si el paciente fuma y de ser así el paciente deberá dejar de fumar de inmediato. Todos estos problemas representan los principales factores de riesgo, pero afortunadamente, estos pueden ser fácilmente tratados y controlados y de esa manera se puede reducir e incluso revertir y prevenir el desarrollo de la Enfermedad Arterial Periférica (EAP).

Adquirir hábitos de alimentación saludable e incrementar la actividad física que realizamos, nos ayudará a mejorar el control de la hipertensión, el sobrepeso, la resistencia a la insulina y los niveles de glucosa y colesterol en la sangre. Existen además medicamentos que nos ayudan a tratar estos problemas y otros que nos ayudan a controlar el dolor y los demás síntomas de la Enfermedad Arterial Periférica (EAP).

En Diabetes al Dia te ayudamos a prevenir problemas de salud

En conjunto, estas medidas pueden ayudar a controlar los síntomas y el dolor y además a detener o revertir el proceso de obstrucción de las arterias. Mantener las arterias sin obstrucciones puede ayudarnos también a reducir el riesgo de tener un ataque al corazón o un accidente cerebro vascular.  En Diabetes al Dia trabajamos para que todos se mantengan al día con la Diabetes, proporcionando las herramientas para que puedan prevenir problemas de salud y así puedan disfrutar de una vida más saludable, productiva y feliz.

Copyright © 2000 -2016- Diabetes al Dia – Derechos Reservados

Prohibida la reproducción parcial o total de este artículo

Instagram
Facebook
Facebook