¿Qué es la Neuropatía Diabética?

¿Qué es la Neuropatía Diabética?

La Neuropatía Diabética es una complicación crónica muy común, en las personas con Diabetes que no ejercen un adecuado control de sus niveles de glucosa en la sangre durante mucho tiempo y los cuales afectan el sistema nervioso.

El sistema nervioso está compuesto por el sistema nervioso central (conformado por el cerebro, cerebelo y la médula espinal), y el sistema nervioso periférico (que conecta la médula espinal con el resto del organismo). Los nervios periféricos, que están conectados a la médula espinal, son los encargados de enviar las señales eléctricas con información del cerebro hacia todos los órganos del cuerpo y desde éstos, de regreso hacia el cerebro.

La Neuropatía Diabética es el daño a uno o más nervios periféricos, incluidos los nervios motores (que envían señales con información del cerebro hacia los órganos), sensores (que envían señales con información de los órganos hacia el cerebro) y autónomos (aquellos que no podemos controlar conscientemente).  Debido a la gran cantidad de nervios periféricos que existen en nuestro organismo hay varios tipos de neuropatía, entre las que podemos mencionar, neuropatía periférica, autonómica, focal y proximal.

Neuropatía Periférica o Distal: Es la Neuropatía que afecta los nervios que van hacia las extremidades, tanto superiores (brazos y manos), como inferiores (piernas y pies). Los nervios periféricos más largos son los que van desde la zona lumbar de la médula espinal (parte baja de la espalda), hasta la punta de los dedos de los pies.  Los dedos de los pies, seguidos de los dedos de las manos, son los que más daño presentan y esto sucede porque son los que están más distantes o en la parte final del nervio. Como consecuencia, esto puede causar, dolor en las articulaciones y los huesos, infecciones, úlceras, deformidades en los pies (Pie de Charcot), y en su etapa más severa puede llegar a requerir amputación. Los síntomas suelen empeorar durante la noche.

La Neuropatía Periférica puede afectar uno o varios nervios. La Mononeuropatía es la que presenta daño en un solo nervio; cuando existe alteración de dos o más nervios en diferentes áreas se le conoce como Mononeuropatía Múltiple y cuando hay deterioro en muchos nervios se denomina Polineuropatía.

Neuropatía Autonómica: Es la Neuropatía que afecta los nervios autónomos del organismo, es decir, aquellos que no podemos controlar conscientemente. El sistema nervioso autónomo controla los nervios encargados del normal funcionamiento (homeostasis) de todos los órganos de los aparatos circulatorio, digestivo, respiratorio, urinario, reproductor, etc. del cuerpo. Cuando estos nervios se dañan pueden causar un desequilibrio en el sistema autónomo, alterando el buen funcionamiento de dichos órganos.

El sistema nervioso autónomo controla los ojos, la vejiga, los pulmones, el corazón, el estómago, los intestinos y los órganos sexuales. El mal control de la diabetes puede ir dañando los nervios de cualquiera de estos órganos, lo que puede producir, entre otras cosas: incapacidad de percibir los síntomas de Hipoglicemia o bajos niveles de glucosa en la sangre (Hipoglucemia Asintomática), incontinencia, infecciones en la orina, estreñimiento, diarrea, náuseas, vómitos, pérdida de apetito, dificultad para tragar, Disfunción Eréctil o impotencia, resequedad vaginal, aumento o disminución de la sudoración, incapacidad del cuerpo para ajustar la presión arterial y la frecuencia cardíaca, sensación de mareo o desmayo, irregularidad de la sensación térmica del cuerpo, incapacidad del iris de permitir la entrada de luz en el ojo y aumento del ritmo cardíaco cuando se está en reposo.

Neuropatía Focal o Mononeuropatía: Puede aparecer de manera repentina y afecta a un nervio específico del torso, piernas y cabeza (especialmente los ojos), y causa dolor o debilidad muscular en un área determinada, a diferencia de la Neuropatía Proximal que causa dolor y debilidad muscular generalizada en varias partes. Entre algunos de los síntomas tenemos, parálisis de un lado de la cara (parálisis de Bell), visión doble, dificultad para enfocar, dolor en los ojos, dolor severo en un área definida como en el abdomen, zona lumbar o pecho.

Neuropatía Proximal o Radiculoplexus: También conocida como Amiotrofia Diabética o Radiculopatía, es el segundo tipo de Neuropatía más común en personas con Diabetes Tipo 2 y adultos mayores.  Es una forma de Neuropatía que causa debilidad muscular en las nalgas, caderas y puede implicar dolor en los nervios de la parte baja de la espalda y parte superior de las piernas. Entre los síntomas más comunes podemos mencionar, hinchazón abdominal, pérdida de peso, músculo del muslo débil y atrofiado, dolor severo en nalgas, caderas y muslos y eventual dificultad para levantarse de la posición sentada.

El daño a los nervios periféricos y autónomos ocurre cuando los niveles de glucosa en la sangre (glicemia) y hemoglobina A1c se mantienen elevados por muchos años. El exceso de glucosa en la sangre afecta la producción de óxido nítrico en los vasos sanguíneos, por lo cual éstos se comprimen y se van tapando, obstruyendo el flujo normal de sangre que transporta oxígeno y nutrientes a los diferentes nervios periféricos del organismo. Esto hace que disminuya la capacidad del nervio de poder transmitir señales eléctricas.

El exceso de glucosa en la sangre también va desgastando la mielina, que es la capa protectora de los nervios periféricos, dejando muchas áreas del nervio expuestas y desprotegidas, por lo cual se producen sensaciones de corrientazos, ardor, picazón, pinchazos u hormigueo, pudiendo la zona afectada llegar a entumecerse o adormecerse la zona afectada. La mielina es una sustancia que recubre y protege los axones de algunas células nerviosas, cuya función principal es la de aumentar la velocidad de transmisión del impulso nervioso.

Se calcula que el 60% de las personas que han tenido Diabetes por 10 años, tienen algún grado de Neuropatía y la velocidad de la progresión del daño neuropático dependerá del control de los niveles de glucosa que mantenga a lo largo del tiempo, además de otros factores que pueden acelerar estos daños como, Hipertensión arterial, edad, sexo y consumo de bebidas alcohólicas y cigarrillo. Las personas que llevan un control pobre de su Diabetes, en algún momento presentarán Poli-Neuropatía Diabética distal dolorosa (dolor neuropático).

Afortunadamente, la aparición y progresión de estos daños se pueden minimizar, si mantenemos los niveles de glucosa en la sangre y el nivel de hemoglobina glicosilada o A1c, bien controlados en todo momento.

En Diabetes al Dia tenemos el firme compromiso de ofrecerle todos los conocimientos necesarios para prevenir las temibles complicaciones crónicas asociadas al mal control de la Diabetes de forma que pueda disfrutar de una vida más saludable, productiva y feliz.

Más acerca de …
Neuropatías Diabéticas