Si tiene Cetonas no haga Ejercicios

Si tiene Cetonas no haga Ejercicios

Es muy importante chequear frecuentemente sus niveles de glucosa todos los días, para que se asegure que están bien controlados.  Cuando usted va a realizar ejercicios, es aún mucho más importante que verifique sus niveles de glucosa en la sangre (glicemia) antes, durante y después del ejercicio; de esa manera estará evitando las emergencias relacionadas con la Diabetes, que son: Hipoglicemia o bajos niveles de glucosa en la sangre, Hiperglicemia o elevados niveles de glucosa en la sangre y Cetoacidosis o presencia de cetonas en la sangre.

Cuando consumimos alimentos, éstos se metabolizan en el intestino transformándose en glucosa y otros nutrientes que pasan al torrente sanguíneo, donde la glucosa es utilizada por las células como fuente de energía o combustible, gracias a la acción de la insulina que permite la entrada de la glucosa a las células.  Parte de la glucosa que ingerimos se almacena como reserva en el hígado y en los músculos en forma de glucógeno, para ser utilizada como fuente de combustible cuando las células lo requieran.

Por otro lado, las grasas contenidas en los alimentos que consumimos, se digieren en el estómago y se transforman en ácidos grasos, que pasan al torrente sanguíneo para ser utilizados como nutrientes por los órganos y tejidos.

La insulina es como una llave que abre la puerta de las células para que entre la glucosa y éstas la utilicen como combustible o fuente de energía.

¿Qué sucede cuando las células no cuentan con suficiente insulina?

Si no hay insulina que abra las puertas de las células para que la glucosa pueda entrar, las células no podrán utilizar la glucosa como fuente de combustible.

Por otro lado, en ausencia de insulina los niveles de glicemia se incrementarán en el torrente sanguíneo.

¿Cómo se van formando las cetonas en el organismo?

Cuando las células no pueden utilizar la glucosa como fuente de combustible, por falta de insulina, éstas se verán obligadas a robar energía de las grasas.  Los productos de desecho de este proceso, son sustancias venenosas llamadas Cetonas, también conocidas como Cuerpos Cetónicos.

Cuando los niveles de glucosa en la sangre llegan a 240 mg/dl (13,4 mmol/l) o más, y el cuerpo no cuenta con la insulina que permita que la glucosa sea utilizada como combustible por las células, éstas se verán obligadas a utilizar las grasas como fuente de combustible.  Durante este proceso se expulsan como productos de desechos unas sustancias venenosas llamadas Cetonas o Cuerpos Cetónicos; por lo que si usted tiene valores de 240 mg/dl (13,4 mmol/l) o más, deberá realizarse un examen de cetonas en la orina o un examen de cetonas en la sangre.  La presencia de Cetonas o Cuerpos Cetónicos puede ocurrir más fácilmente cuando usted tiene una infección, gripe o fiebre ya que esto genera estrés en el organismo, estimulando a las glándulas suprarrenales a que segregue una mayor cantidad de una hormona llamada Cortisol, que entre otras cosas incrementa aún más el nivel de glicemia.

Cuando usted tiene una infección, gripe o resfriado, es muy importante que verifique con frecuencia sus niveles de glicemia y cetonas, para asegurarse que todo está bien, y de no ser así, tome los correctivos necesarios cuanto antes.

Si usted tiene Cetonas, no debe realizar ejercicios.

¿Por qué no debemos hacer ejercicios cuando tenemos Cetonas en la sangre?

Si usted tiene Cetonas en la sangre (Cetonemia) o Cetonas en la orina (Cetonuria) no debe realizar ejercicios, ya que esto podría incrementar sus niveles de glucosa y de Cetonas en la sangre y ocasionar una situación muy peligrosa llamada “Cetoacidosis Diabética”.

Recordemos que cuando el cuerpo no dispone de insulina que abra las puertas de las células para que entre la glucosa y sea utilizada como combustible, las células se verán obligadas a robar energía de las grasas como fuente de combustible, produciendo Cetonas en la sangre.  Cuando realizamos ejercicios nuestras células requieren más cantidad de energía, por lo que si las grasas son las fuentes de combustible de las células, cuando hacemos ejercicios estaremos utilizando mayor cantidad de grasa y por lo tanto los niveles de Cetonas en la sangre se irán elevando.

Por otro lado, cuando realizamos ejercicios las células utilizan el glucógeno (reserva de glucosa en los músculos) como primera fuente de combustible, pero si no hay insulina, esta glucosa no podrá entrar en las células y se acumulará en el torrente sanguíneo, aumentando aún más los niveles de glicemia.

En condiciones normales, cuando las personas realizan ejercicios sus niveles de glicemia descienden, ya que las células requieren mayor cantidad de energía y la insulina permite que la glucosa sea utilizada por las células como fuente de combustible.

Si usted tiene cetonas en la sangre es importante que llame a su médico o acuda a una sala de emergencias de inmediato, donde el médico y las enfermeras podrán resolver el problema en pocas horas, eliminando la presencia de Cetonas, hidratándolo y estabilizando sus niveles de glucosa.

En Diabetes al Dia nuestra labor es ayudarlo a prevenir o tratar a tiempo, cualquier problema que se pueda presentar, logrando un óptimo control de sus niveles de glucosa en la sangre y poder de esa manera disfrutar de una vida saludable, productiva y feliz.

Más acerca de …
Ejercicios y Diabetes