VENEZUELA: Un País donde la Escasez de Medicinas hace que el Buen Control de la Diabetes no esté en manos del paciente

VENEZUELA: Un País donde la Escasez de Medicinas hace que el Buen Control de la Diabetes no esté en manos del paciente

Instagram
Facebook
Facebook

Todas  las organizaciones de Diabetes y gremios médicos especializados a nivel mundial, coinciden en afirmar que el buen control de la Diabetes depende exclusivamente del paciente, por lo que es considerado el miembro más importante del equipo multidisciplinario de salud. Para lograr un óptimo control, las personas con Diabetes deben seguir rigurosamente las indicaciones de su médico, cumplir estrictamente con su tratamiento, mantenerse bien informados y educados en materia de diabetes, monitorear con frecuencia sus niveles de glicemia y hacer las modificaciones necesarias en su estilo de vida.

Lamentablemente esta afirmación no siempre se cumple, ya que por la grave escasez de, medicamentos, material de diagnóstico e insumos hospitalarios, producto de la profunda crisis económica por la que actualmente atraviesa Venezuela, el buen control de la Diabetes escapa de las manos del paciente, y la adecuada atención hospitalaria no depende del personal médico destinado a tal fin, haciendo que la asistencia sanitaria a las personas con Diabetes en Venezuela se encuentre actualmente en terapia intensiva.

Desde Diabetes al Dia hacemos un llamado de solidaridad a todas las organizaciones de Diabetes, instituciones humanitarias y a los venezolanos que se encuentran en diversos países alrededor del mundo, para que unan sus fuerzas y envíen toda la ayuda necesaria a las organizaciones NO gubernamentales (ONG) encargadas para tal fin en Venezuela, de modo que la suministren incondicionalmente, sin importar tendencias políticas, a toda la población que la requiera y así colaborar ante esta situación de emergencia.
Si quiere unirse a nuestra campaña de solidaridad “Por la Salud Venezolana”, para ayudar a nuestros hermanos venezolanos, comparta esta información con todos sus familiares y amigos.

Por Joe Cardozo

En todos los países desarrollados y en vías de desarrollo eso, de que “el buen control de la Diabetes depende exclusivamente del paciente”, es un hecho que siempre se cumple, sin embargo, la triste realidad, es que en Venezuela no sucede así. Debido a la grave escasez de medicinas, los venezolanos no pueden controlar adecuadamente sus niveles de glicemia, haciendo que aparezcan complicaciones agudas y crónicas y se presenten emergencias médicas. A este problema se le suma que, por el elevado nivel de desabastecimiento de insumos médicos en los hospitales, los médicos venezolanos se vean imposibilitados de tratar adecuadamente cualquier problema que se pueda presentar por la descompensación de los niveles de glucosa en los pacientes con Diabetes en Venezuela.

Para agravar aún más la situación, los venezolanos enfrentan además, una galopante escasez de alimentos (más de 57%), que obliga a las personas con Diabetes a consumir los “productos que consigan”, dejándolos así sin la alternativa de buscar opciones de alimentos más saludables y viéndose forzados a hacer largas colas durante horas sin la garantía de que conseguirán el producto que tanto necesitan, aumentando de esta manera también los elevados niveles de estrés a que se ven sometidos diariamente. Como todos sabemos, el exceso de estrés, además de producir depresión, ansiedad y angustia, también hace que el organismo libere más cantidad de una hormona llamada Cortisol, que a su vez eleva los niveles de glucosa en sangre, la presión arterial, el ritmo cardíaco y promueve la formación de células grasas (Adipocitos) que a su vez aumentan la resistencia de las células a la insulina, todo lo cual conlleva a una mayor descompensación de la Diabetes.

La profunda escasez de alimentos, medicinas y productos de diagnóstico, hace que se incremente la aparición de complicaciones agudas y la incidencia del desarrollo acelerado de complicaciones crónicas asociadas al mal control de la Diabetes. El exagerado desabastecimiento de equipos médicos y material quirúrgico en los hospitales, hace que aumenten dramáticamente los casos de ceguera, amputaciones, muertes prematuras, etc., como consecuencia de situaciones que irónicamente pudiesen haber sido fácilmente evitadas si el personal médico contara con los insumos hospitalarios necesarios. Por otro lado, ya no hay suficientes médicos especializados para atender las emergencias y los pocos que las atienden deben dar la cara a los pacientes y sus familiares, que en muchos casos, reaccionan con violencia ante la frustración de ver que no pueden ser atendidos por la falta de material médico quirúrgico e insumos hospitalarios.

Las cifras de escasez y desabastecimiento en Venezuela son alarmantes

Según los datos estadísticos que maneja la Federación Farmacéutica Venezolana, la falta de medicinas en Caracas es de aproximadamente un 60%, mientras que en el resto del país llega a 70%, por lo que el presidente del gremio farmacéutico Freddy Ceballos, anunció la creación del “frente único para la lucha contra la escasez de medicamentos”. Durante este anuncio, Ceballos afirmó “por ser el Estado el principal comprador, debe estimular la productividad y traer los insumos que necesita el país, de lo contrario persistirán los problemas de desabastecimiento de medicamentos e insumos médicos”.

Este desmedido desabastecimiento de medicamentos, incluye a todos los rubros de medicinas, pero afecta principalmente a aquellas personas que tienen Cáncer, Sida, Diabetes, Hipertensión, enfermedades cardiovasculares, etc., que requieren seguir un tratamiento rutinario, todos los días, para poderse mantener saludables y con vida.

Una de las áreas más afectadas por la escasez, es la de las medicinas para controlar la Diabetes y debido a que éstas deben ser administradas permanentemente, una o varias veces al día, cuando llegan a las farmacias, se agotan casi inmediatamente después de ser colocadas en los anaqueles, por la desesperación de los pacientes que compran más de lo necesario para mantener reservas por el temor de quedarse sin sus medicamentos. Este comportamiento de las personas con Diabetes en Venezuela, especialmente si utilizan insulina, es razonable, tomando en cuenta que si no cumplen con su tratamiento, sus niveles de glucosa se elevarán cada vez más y más. Si los niveles de glucosa en la sangre sobrepasan de 240mg/dl, se puede producir una situación muy peligrosa llamada Cetoacidosis o “Coma diabético” que podría incluso ocasionar la muerte si la persona no es tratada a tiempo en una sala de emergencias, donde con un procedimiento sencillo los médicos pueden fácilmente revertir el problema, si cuentan con los insumos médicos necesarios.

En cuanto a la grave crisis hospitalaria por el desabastecimiento de equipos médicos y materiales, la Federación Médica Venezolana denunció que el 95% de los hospitales públicos cuentan con  tan sólo el 5% de los insumos médicos que se requieren para poder atender a los pacientes, por lo que aseguran que ponen en riesgo la salud y la vida de millones de venezolanos.

Un ejemplo claro de la crisis hospitalaria que atraviesan los venezolanos, es el emblemático Hospital Clínico Universitario de Caracas que es uno de los más importantes del país, donde el quirófano de emergencia, desde hace más de tres años, se encuentra fuera de servicio y el único quirófano que está en funcionamiento en todo el hospital, no está en capacidad de atender a toda la población que necesita algún tipo de cirugía, por lo que según la Organización NO Gubernamental Médicos por la Salud, hay más de 3.000 personas en lista de espera para ser intervenidos quirúrgicamente, y en el área de recuperación hay muchas camas dañadas haciendo que las que están operativas no sean suficientes.

Las clínicas privadas no se salvan de esta crítica situación sanitaria, ya que según informó Carlos Rosales, presidente de la Asociación Venezolana de Clínicas y Hospitales, tienen un reporte que indica que 75 clínicas de 234 que están afiliadas a la asociación, se han visto obligadas a suspender cirugías electivas “porque no tienen los insumos necesarios”, y añadió, “la situación de escasez de insumos, medicinas y repuestos médicos es la misma crisis que nos llevó el año pasado a solicitar la declaración de emergencia humanitaria en todo el sector de salud”.

Denuncian esta situación ante la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos de la OEA

La organización NO gubernamental PROVEA denunció en marzo de 2015 ante la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) de la Organización de Estados Americanos (OEA), la violación sistemática del derecho al acceso a la alimentación y la salud consagrados en varios artículos de la Constitución Venezolana que estipulan que el Estado debe garantizar el suministro de alimentos y medicinas de manera permanente y a bajo costo, y la adecuada atención médica integral de manera gratuita, y donde su incumplimiento atenta contra la vida de los venezolanos.

Rafael Uzcátegui, coordinador general de PROVEA aseguró “Los problemas de escasez forman parte del diagnóstico general sobre el retroceso en los derechos sociales. En Venezuela cada vez se dificulta más el acceso a alimentos, medicinas e insumos hospitalarios, no se cumplen las promesas de soberanía alimentaria y no se aumenta la superficie cosechada del país”. Esta constante violación por parte del Estado a los artículos de la constitución venezolana que lo obligan a garantizar el suministro permanente de medicamentos, alimentos e insumos hospitalarios, atenta contra la integridad física y la vida de los venezolanos constituyendo una flagrante violación a sus derechos humanos.

Diabetes al Día hace un llamado de solidaridad para que todos se unan a nuestra campaña “Por la Salud Venezolana”

Existen diferentes organizaciones de Diabetes e instituciones de salud a nivel mundial que cuentan con los recursos y el personal voluntario destinado a ayudar a los países en momentos de crisis, ocasionados por desastres naturales o situaciones de emergencia. Entre éstas podemos mencionar, a Insulin for Life, Insulin for Children, Federación Internacional de Diabetes (IDF), Organización Mundial de la Salud (WHO), Organización Panamericana de la Salud (PAHO), Médicos sin Fronteras y la Cruz Roja Internacional, entre otros. En Diabetes al Dia queremos convertirnos en un puente de comunicación entre estas organizaciones que cuentan con los recursos necesarios y las organizaciones NO gubernamentales de Venezuela que están necesitando de esa ayuda y que se encargan de velar para que la población con Diabetes tenga una mejor calidad de vida, de modo, que toda la ayuda recibida sea distribuida equitativamente y sin ninguna distinción política a todas las personas con Diabetes en Venezuela que así lo requieran.

En Diabetes al Dia también queremos hacer un llamado a los venezolanos que se encuentran fuera de Venezuela, en los diferentes países alrededor del mundo, para que se unan a nuestra campaña “Por la Salud Venezolana” poniendo su granito de arena ante esta grave crisis humanitaria y se organicen para que envíen toda la ayuda que puedan recolectar a las respectivas organizaciones NO gubernamentales de salud encargadas de recibirlas y distribuirlas en Venezuela.

Si desea unirse a nuestra campaña de solidaridad (“Por la Salud Venezolana”) con nuestros hermanos venezolanos comparta esta información con todos sus familiares y amigos.

En Diabetes al Dia estamos iniciando la campaña de solidaridad “Por la Salud Venezolana” donde, tanto a las organizaciones a nivel mundial que puedan colaborar con esta causa, como a las organizaciones NO gubernamentales en Venezuela que se encargarán de distribuirlas de manera incondicional y gratuita a las personas con Diabetes que las están necesitando con urgencia. En Diabetes al Dia les estaremos informando acerca de la estructuración, desarrollo y resultados de esta campaña que busca preservar la integridad física y la vida de las personas con Diabetes en Venezuela.

Copyright © 2000 -2016- Diabetes al Dia – Derechos Reservados

Prohibida la reproducción parcial o total de este articulo

Instagram
Facebook
Facebook