La Diabetes y los Viajes durante las Vacaciones

La Diabetes y los Viajes durante las Vacaciones

La inactividad por estar sentado en el carro durante muchas horas y el desorden de las meriendas en las autopistas o en el avión, pueden causar una fluctuación en los niveles de glicemia. La táctica de los padres de darles de comer a los hijos cuando están intranquilos durante el viaje en carro, puede ser problemática, ya que, aunque se trate de meriendas saludables, como por ejemplo cotufas, si se hace continuamente y por varias horas, pueden elevar los niveles de glicemia. Viajar a lugares donde haya diferencia de horarios, puede confundir aún más el horario de meriendas y de insulina.

Estrategias de Control

  • Antes de viajar en carro, consulte con el médico de su hijo(a) la posibilidad de incrementar la dosis de insulina NPH y empaque meriendas saludables para no tener que depender de la comida (no saludable) de la carretera. Incluya vegetales como por ejemplo: zanahoria rebanada, bebidas gaseosas, etc.

Además no olvide llevar para el viaje, dispositivos donde pueda jugar algún video juego, de ese modo su hijo(a) se mantendrá ocupado.

  • Cuando viaje por avión, pregunte con anticipación si el vuelo incluye alguna merienda o comida. Una comida regular (sin postre) es lo suficientemente saludable para su hijo(a). Lleve de todas maneras comida extra, como por ejemplo: frutas o galletas para complementar cualquier deficiencia en la comida que le den en el avión.
  • Si usted viaja a un lugar donde hay diferencia de horario, una pequeña alteración en la merienda puede ser todo lo que su hijo(a) necesita para cubrir esa hora de diferencia. Cualquier diferencia de horario mayor de una hora puede afectar el control de la Diabetes por lo que usted deberá buscar la forma de ajustar el régimen y el horario de administración de insulina. Establezca un horario con el médico de su hijo(a) en el que se tome en cuenta: la acción de la insulina, los horarios usuales de comidas, las meriendas y el cambio de horario del lugar al cual viajará. Además, asegúrese de empacar el monitor de glucosa, insulina e inyectadoras.
  • No se olvide empacar provisiones extras de insulina, inyectadoras, cintas reactivas de pruebas de sangre y orina y un kit de glucagón. Recuerde, que a lo mejor no consigue las medicinas que necesita en el lugar donde viajará.
  • Nunca viaje a lugares desconocidos o desolados, sin un kit de glucagón.

Más acerca de …
Manteniendo un buen control en las Vacaciones