Acerca del D.C.C.T. o Estudio de Control y Complicaciones de la Diabetes

Acerca del D.C.C.T. o Estudio de Control y Complicaciones de la Diabetes

¿Cómo se hizo el D.C.C.T.?

Al principio de los años 70, parecía obvio que las personas con Diabetes desarrollaban complicaciones crónicas, debido a que tenían niveles elevados de azúcar en la sangre o que, manteniendo sus niveles de glucosa lo más cerca de lo normal, también estarían previniendo o demorando las complicaciones, ¿Cierto? bueno, quizás también recuerde que antes, para muchos, era obvio que la tierra era plana.

Existen muchas otras posibles explicaciones, quizás relacionadas con la Diabetes, pero no con los elevados niveles de glicemia las que podrían estar causando las complicaciones. En ese caso, todos los esfuerzos para mantener un control estricto de los niveles de glicemia. En esos tiempos existían muchas dudas al respecto, como, por ejemplo: ¿Podrá un nivel de glicemia lo más cerca de lo normal posible, ayudar a detener las complicaciones?, ¿Qué tanto se debe la aparición de complicaciones a elevados niveles de glucosa en la sangre? Investigadores del NIH, National Institute of Health (Instituto Nacional de Salud), pensaron que si ellos le iban a indicar a los pacientes tener estricto control sobre sus niveles de azúcar, debían estar completamente seguros que eso los iba a beneficiar y además que lo pudieran hacer de una manera sencilla en sus casas, por lo que se estaba concibiendo el DCCT (Ensayo de Control y Complicaciones de la Diabetes) y se debían reclutar muchos voluntarios con Diabetes Tipo 1 para el estudio. La mitad de ellos estaría en el grupo con un “control estricto” y la otra mitad solamente bajo un “control estándar “; se debían realizar innumerables pruebas y a lo largo de los años se observaría el incremento de complicaciones, para poder comparar los resultados de los 2 grupos y comprobar si en realidad, los elevados niveles de Glicemia eran la causa de las complicaciones.

La comisión de Diabetes (USA), la cual cuenta con profesionales de la salud y pacientes con Diabetes, propuso la idea al congreso de Estados Unidos en 1.975 y la Asociación Americana de Diabetes (ADA) respaldó ampliamente el concepto, (al igual que a otros proyectos de Diabetes) y promovió la recolección de fondos necesarios para dicha investigación. Pero ésta fue una investigación fuera de tiempo; en 1.975 no se tenían los recursos para lograr un estricto control de manera fácil y segura en la casa, y los médicos no tenían una forma de medir cuán estricto era el control.

Luego vinieron los avances tecnológicos en el tratamiento, que hicieron posible el control estricto de la Diabetes, como el régimen de tratamiento de múltiples inyecciones diarias y las “Bombas de Insulina”, que le permitieron al paciente disponer de insulina en niveles muy cerca de los que un páncreas normal. Además, los “Monitores de glucosa” permitieron mantener un récord (en casa) de los niveles de glucosa en la sangre. ¡Había llegado el momento!, ahora los pacientes sí podían tener un control estricto de la Diabetes, en sus casas.

Aún más importante fue el desarrollo y uso incrementado de la prueba de Hemoglobina Glicosilada (HbA1c). Con esta prueba, el médico puede monitorear más acertadamente el promedio (en varios meses) de los niveles de glucosa en la sangre. Era el comienzo de la década de los 80, el tiempo había llegado y ya se podía realizar el DCCT.

Desde 1.983 hasta 1.985, los investigadores en 21 centros realizaron un estudio de ” factibilidad”, el cual reclutaron 278 pacientes, entre 13 y 39 años de edad, con Diabetes Tipo 1, con 1 y hasta 15 años de antigüedad. Todos estos voluntarios recibieron excelente tratamiento; la mitad, se mantuvo en terapia o “control estándar “, con hasta 2 inyecciones de insulina diarias y pruebas de glucosa en la orina. La otra mitad tuvo un “control estricto”, con múltiples inyecciones diarias, bombas de insulina, trabajando estrechamente con los médicos, y monitoreando su nivel de glucosa en la sangre por lo menos 4 veces al día, para de esa forma poder mantener los niveles de azúcar en la sangre tan cerca de lo normal como fuera posible.

Y funcionó; los voluntarios eran dedicados; su calidad de vida (que fue evaluada por los investigadores) no se afectó. Los pacientes del grupo de “control estándar “, mantuvieron el mismo control que tenían antes de la investigación. Los del otro grupo, en cambio, tuvieron un control mucho más estricto, la diferencia en el control de ambos grupos era lo suficientemente grande como para tener un significado científico. El DCCT no fue diseñado para estudiar “control pobre” versus “control estricto”, sino más bien el “control estándar ” versus el excepcionalmente estricto. Es por ello que, el grupo de “control estándar ” podía realizar monitoreo mediante orina, sangre o ambos simultáneamente. En 1.985, el estudio de factibilidad se había expandido a “investigación a gran escala” y fueron añadidos más centros de estudio hasta un total de 29. Para 1.989, el último voluntario había entrado en la investigación que contestaría la pregunta largamente debatida:

¿Podrá el control estricto, prevenir o retardar las complicaciones?

Más acerca de …
Información acerca del Estudio D.C.C.T.