El DCCT probó que el buen control de la Diabetes funciona

El DCCT probó que el buen control de la Diabetes funciona

El control estricto reduce el riesgo de complicaciones en ojos, nervios y riñones. El DCCT lo probó. Los pacientes que mantienen un control estricto de su Diabetes pueden evitar la aparición de complicaciones en un alto porcentaje, comparados con los que las controlan de manera estándar o tradicional, sin embargo, este estudio no incluye personas que ejercen un “control pobre” de su Diabetes, en cuyo caso, los porcentajes de aparición de complicaciones, evidentemente, serían mucho mayores. Antes de la asamblea anual de la Asociación de Diabetes Americana el 13 de junio de 1.993, ya los investigadores del DCCT habían anunciado los resultados de esta trascendental investigación.

Retinopatía (Ojos)

Los investigadores del DCCT escogieron la retinopatía como la complicación que analizarían con mayor profundidad, debido a que la progresión “paso a paso” es bien conocida, y existen maneras precisas de documentar esta progresión. “Ellos buscaban la respuesta a dos (2) preguntas”:

  • ¿Se podrá evitar o retardar la aparición de retinopatía?
  • ¿Se podrá disminuir la progresión de la retinopatía?

Para contestar estas 2 preguntas, se necesitaron 2 grupos de pacientes. Del total de los 1.441 voluntarios, cerca de la mitad no tenía signos de retinopatía, este grupo fue denominado “Grupo de prevención primaria”, los investigadores debían probar si el “control estricto” prevenía o retardaría la aparición de la retinopatía. Se asignó la mitad de este grupo de prevención primaria al grupo de control estricto y la otra al grupo de “control estándar”.

Existía mucha similitud entre los 2 grupos, todos los participantes habían tenido Diabetes por casi la misma cantidad de años, sus edades oscilaban entre 13 y 39 años, y había una cantidad casi igual de hombres y mujeres en cada grupo. La única diferencia esencial entre los grupos era el “control estándar” versus el “control estricto” que debían mantener. Los pacientes en el grupo de “control estricto” obtuvieron mucho mejor control de su Diabetes, como lo mostraron sus niveles de Hemoglobina Glicosilada (Hb A1c), con solamente 7% (6% es considerado normal) mientras que, los pacientes en el grupo de “control estándar” tenían alrededor del 9%. Los investigadores midieron la aparición y progresión de la retinopatía, tomando fotografías del ojo de los pacientes cada 6 meses. Ellos buscaban cierto grado de desarrollo de retinopatía y durante los 3 primeros años del estudio, alrededor de la misma cantidad de pacientes de ambos grupos (control estándar vs. estricto) desarrollaron moderados signos de retinopatía, pero al cuarto año apareció una diferencia entre los 2 grupos y ésta, se comenzó a hacer más grande a través del resto de la investigación.

A través de los 9 años de la investigación, el “control estricto” redujo la progresión de retinopatía en un 60% y si la retinopatía no es tratada, tiende a agravarse. Por lo tanto, los investigadores también midieron el grado de progresión establecida de retinopatía, que es un cierto grado de progresión observada en 2 sets (consecutivos) de fotos de ojos, tomadas cada 6 meses. El “control estricto” redujo el riesgo de retinopatía con “progresión establecida” en 76%.

¿Podemos retardarla?

Ahora, en el caso de los pacientes que ya tienen signos de retinopatía, ¿pueden ellos también beneficiarse de un estricto control?

La otra mitad de los 1.441 voluntarios tenían, de pequeña a moderada retinopatía, cuando entraron en la investigación. En este grupo llamado “grupo de intervención secundaria”, los investigadores debían probar si el estricto control de la Diabetes podría disminuir o detener la progresión de la retinopatía. Los investigadores hicieron con ellos lo mismo que con el grupo anterior, los dividieron en 2 grupos, uno con tratamiento estándar y el otro con tratamiento estricto, quizás había mayor expectativa que en el estudio al grupo de “prevención primaria”, ya que algunas pequeñas investigaciones realizadas antes del DCCT, hacían suponer que el “control estricto” empeoraba una retinopatía ya existente. Para el final de la investigación, el “control estricto” había reducido el riesgo de una retinopatía que representara amenaza a la visión, (retinopatía diabética proliferativa) en un 45%.
Lawrence Rand, oftalmólogo del área de Boston (Massachusetts), quien estuvo trabajando con el DCCT desde el comienzo, presentó los resultados de la retinopatía en la asamblea anual de la ADA y dijo lo siguiente: “El control estricto de la Diabetes, tiene un efecto potente, no sólo retardando la aparición y progresión de la retinopatía, sino también disminuyendo el riesgo a la progresión de ésta a etapas severas que amenazan la visión en pacientes donde la retinopatía ya está presente. Por lo tanto, no puede haber duda alguna de que el control estricto debe ser la base fundamental de cualquier estrategia en el tratamiento de la Diabetes”.

Nefropatía (Riñones)

¿Podrá el control estricto detener o disminuir la aparición y progresión de nefropatía? Sí, de acuerdo con el DCCT. Si sus riñones están saludables, no tendrá proteína en su orina. La secreción de ciertos niveles bajos de proteína en la orina (microalbuminuria), es un signo de que los riñones no están trabajando perfectamente y que esto puede culminar en enfermedad del riñón. Menor cantidad de personas del grupo de “control estricto” presentaron microalbuminuria, comparadas con el grupo de “control estándar”, el control estricto redujo la aparición de microalbuminuria en un 35%. La Nefropatía se presenta cuando mayores cantidades de la proteína están siendo segregadas por la orina (Proteinuria). El “control estricto” redujo este riesgo en un 56% comparado con el grupo estándar.

Neuropatía: (Nervios)

La Neuropatía causa dolor, puede afectar su corazón y puede terminar en amputación, pero ahora sabemos que no es inevitable. El DCCT demostró que el “control estricto” reduce el riesgo de Neuropatía en un 60% comparado con el grupo estándar.

 

 Buscando el nivel perfecto en el control de la Diabetes

shutterstock_79761799

¿Existe un nivel de Hemoglobina Glicosilada o A1c donde se puedan obtener los mejores beneficios con los menores riesgos de efectos alternos?

Para aquellos que aún no estén dispuestos a hacer el compromiso de un “control estricto” de su Diabetes o no lo puedan hacer de manera segura, la buena noticia es que controlando mejor su Diabetes en cualquier grado se disminuye el riesgo de complicaciones. Mientras menos estricto sea el tratamiento menor es la disminución de riesgo de complicaciones, y por lo tanto, mientras mayor sea el control estricto, mayor será la disminución de riesgo de complicaciones. La gran incidencia de aparición de complicaciones se debe a que los pacientes en un alto porcentaje, no cuentan con la debida educación diabetológica y por lo tanto ejercen un “control pobre” de su Diabetes, sin saber los riesgos que esto representa para su salud. Como dijo el Dr. Oscar Crofford, en el año 1.993, en una conferencia después de anunciar los resultados del DCCT:

“Hasta que se consiga una cura para la Diabetes, el control estricto es la mejor manera de prevenir complicaciones”.

Más acerca de …
Información acerca del Estudio D.C.C.T.