Diabetes y Embarazo… ¿Cómo puedo saber si mi bebé está bien?

Diabetes y Embarazo… ¿Cómo puedo saber si mi bebé está bien?

Si usted tiene Diabetes Gestacional es normal que se preocupe por su bebé. Primero, es muy raro que los bebés nazcan con Diabetes. Segundo, hay pruebas que le realizarán durante su embarazo para saber si su bebé está saludable.

Todas las mujeres embarazadas (tengan Diabetes Gestacional o no) deben ser muy bien examinadas en cada visita al médico, y éste deberá chequearle su peso, presión arterial y en algunas ocasiones realizarle pruebas de sangre y orina.

Otras pruebas que deberán realizarle son:

  • Un ultrasonido, que permite ver una imagen de su bebé sin usar rayos X.
  • Un examen que chequee los latidos del corazón de su bebé durante el movimiento.
  • Un examen que determine el tamaño de su bebé, su respiración, sus movimientos y tono muscular durante contracciones muy suaves.
  • El conteo de los movimientos, que permite mantener un récord de la cantidad de veces que su bebé se mueve.

Hay otras pruebas que sirven para detectar posibles defectos de nacimiento. Los defectos de nacimiento durante el parto no son provocados por la Diabetes Gestacional. Todas las mujeres embarazadas corren un pequeño riesgo de tener bebés con defectos de nacimiento. Comúnmente, se utilizan dos pruebas para detectarlos:

  • Un AFP (Alfa Feto Proteína), que es un análisis de sangre.
  • Una amniocentesis, en la que se extrae una muestra del líquido que rodea al bebé y se analiza. Esta prueba indica también si los pulmones del bebé están maduros y listos para el parto.

No debe alarmarse si le piden que se haga algunas de estas pruebas, y asegúrese de hacer las preguntas que necesite sobre éstas y de entender las respuestas. Esto podrá ayudarla a preocuparse menos.

Problemas no relacionados con la Diabetes que se pueden presentar en mujeres embarazadas.

Es muy importante que todas las mujeres que estén esperando un bebé se mantengan alertas a otros problemas que se pueden presentar durante el embarazo.   Si usted presenta síntomas de alguna de las posibles complicaciones que detallaremos a continuación debe acudir a su médico y así tratar el problema cuanto antes, para asegurarse que su bebé estará bien.

Parto prematuro

Se considera parto prematuro o nacimiento pre término cuando el bebé nace antes de la semana 37 del embarazo.  Los nacimientos prematuros pueden causar problemas en la salud del bebé e incluso podría ser fatal si éste no se ha desarrollado adecuadamente o sus órganos no se encuentran suficientemente maduros.  Una señal del parto prematuro son las contracciones periódicas antes de la semana 37 del embarazo que ocasionan que el cuello del útero se comience a dilatar.

Preeclampsia

La preeclampsia se presenta después de la semana 20 del embarazo, en aproximadamente el 5% de los casos, y ocurre porque algunas sustancias que produce la placenta obstruyen las arterias durante la gestación ocasionando que la presión en la sangre se eleve, lo que se conoce como hipertensión arterial.

Si usted tiene hipertensión arterial su médico deberá realizarle una exhaustiva evaluación adicional para detectar si tiene preeclampsia.

La preeclampsia en una condición muy grave cuyos síntomas en la mayoría de los casos son leves y se presentan en la última etapa del embarazo.  Si esta condición es tratada y controlada adecuadamente no tiene porqué representar un serio problema para usted y su bebé.

Placenta previa

La placenta previa sucede cuando la placenta se ubica muy cerca del cuello del útero, incluso cubriéndolo.  Cuando esto sucede al principio del embarazo no representa mayor problema.  Sin embargo, el médico realizará un ultrasonido a mitad del embarazo para verificar la posición de la placenta.  Si el problema persiste hasta el final del embarazo es necesario el nacimiento por cesárea.  Si se presenta hemorragia abundante deberá tratarse de manera inmediata, resultando necesario el nacimiento prematuro o pretérmino.

Las mujeres embarazadas pueden presentar muchos otros problemas no relacionados con la Diabetes como: Incompatibilidad sanguínea Rh, desprendimiento de la placenta, cantidad excesiva o insuficiente de líquido amniótico, rotura prematura de la placenta, retraso en el crecimiento intrauterino (RCIU) y embarazo múltiple, entre otros.  Por esta razón, si usted está embarazada es de vital importancia que acuda con regularidad a su médico y le realice todas las pruebas que considere necesario para poder detectar y tratar a tiempo cualquier problema que se pudiera presentar durante su embarazo.

Más acerca de …
Diabetes Gestacional