Examen para chequear Hipertensión Arterial o presión de la sangre

Examen para chequear Hipertensión Arterial o presión de la sangre

La presión alta de la sangre o Hipertensión, puede pasar inadvertida por mucho tiempo y provocar serios daños, como por ejemplo, un derrame cerebral, un ataque al corazón o insuficiencia renal, entre otros serios problemas de salud.  Por eso a la Hipertensión Arterial también se le conoce como “el asesino silencioso”.

Las personas con Diabetes tienen 6 veces mayor riesgo de desarrollar Hipertensión Arterial, pero si adicionalmente son fumadores, este riesgo aumenta aún más, por lo que en este caso deben estar pendientes de chequear con mayor frecuencia sus niveles de presión arterial.  Es muy importante que se chequee la presión en la sangre en cada visita al médico, ya que la detección y tratamiento a tiempo puede evitar todos estos problemas y salvar su vida.

En la mayoría de los casos la Hipertensión puede presentarse como consecuencia de otros problemas de salud, que incluyen Insuficiencia Renal y Ateroesclerosis, entre otros.  A esto se le denomina Hipertensión secundaria.  En los demás casos, la Hipertensión Arterial aparece sin una causa aparente y podría ser atribuida a factores como edad avanzada e Hiperinsulinismo, denominándose Hipertensión Esencial.

Por esta razón, cuando el médico le diagnostica la Hipertensión, debe realizarle una serie de exámenes para detectar cualquier problema de salud que pudiese tener y que esté provocando que su presión arterial aumente.

A continuación describimos algunos de los exámenes que el médico deberá realizarle, para detectar cuál es el problema de salud que está ocasionándole la Hipertensión Arterial secundaria:

  • Rayos X de tórax, para examinar si el corazón está ensanchado
  • Un electrocardiograma, para saber cómo está el corazón
  • Exámenes de sangre y orina, para chequear la función renal

Algunas veces, cuando el paciente presenta condiciones especiales como, edad avanzada, antecedentes médicos en su historia clínica o serios problemas de salud, el médico le ordenará exámenes adicionales, entre los que podemos mencionar:

  • Examen de fondo de ojo, que deberá realizar un oftalmólogo
  • Ecografía de los vasos y arterias en las piernas y el cuello
  • Ecocardiograma o examen ecográfico del corazón
  • Electrocardiograma de esfuerzo

Resultados del examen de presión arterial

Cuando usted o su médico chequean la presión arterial, ésta le indicará dos valores que son: La presión Sistólica y la presión Diastólica. El valor normal de la presión Sistólica es de 120 milímetros de mercurio (mmHg) y ocurre cuando el corazón se contrae, y el valor normal de la presión Diastólica es de 80 milímetros de mercurio (mmHg) y ocurre cuando el corazón se dilata. Los valores superiores a los mencionados anteriormente le indicarán que usted puede tener algún grado de Hipertensión Arterial.

Dependiendo de los resultados que arrojó el chequeo de presión arterial, usted puede tener una de las siguientes condiciones:

  • Hipotensión con presión arterial baja: cuando usted tiene presión Sistólica entre 50 y 90 mmHg y Diastólica entre 35 y 60 mmHg.
  • Hipotensión con presión arterial levemente baja: cuando usted tiene presión Sistólica entre 90 y 100 mmHg y Diastólica entre 60 y 70 mmHg.
  • Presión arterial normal: cuando usted tiene presión Sistólica entre 100 y 130 mmHg y Diastólica entre 70 y 85 mmHg.
  • Hipertensión con presión arterial levemente alta: cuando usted tiene presión Sistólica entre 130 y 140 mmHg y Diastólica entre 85 y 90 mmHg.
  • Hipertensión con presión arterial moderadamente alta: cuando usted tiene presión Sistólica entre 140 y 160 mmHg y Diastólica entre 90 y 110 mmHg.
  • Hipertensión con presión arterial muy alta: cuando usted tiene presión Sistólica entre 160 y 230 mmHg y Diastólica entre 110 y 135 mmHg.

En algunas ocasiones, la presión Sistólica es demasiado elevada mientras la presión Diastólica permanece en niveles menores de 90 mmHg; esto se conoce con el nombre de Hipertensión Sistólica aislada. Una Hipertensión Sistólica aislada con niveles por encima de 160 mmHg es motivo de preocupación, tal como si se tratara de una Hipertensión, en la que ambas presiones (Sistólica y Diastólica) son elevadas.

Si usted es diagnosticado con Hipertensión el médico buscará tratar el problema sin necesidad de medicamentos, por lo que le recomendará hacer ciertas modificaciones en su estilo de vida, como seguir una alimentación saludable, incrementar la actividad física, bajar de peso, llevar una vida más tranquila y relajada. Si usted fuma le prescribirá que deje de hacerlo, ya que fumar eleva los niveles de presión arterial porque la nicotina contrae los vasos sanguíneos y arterias.  Si esto no se logra, el médico le prescribirá medicamentos para controlar la Hipertensión.

En Diabetes al Dia nuestra misión y compromiso es que usted conozca todo lo que requiere saber acerca de la Diabetes y sus complicaciones, para que pueda evitar los problemas que éstos pudieran ocasionar y de esa manera su calidad de vida no se vea afectada.

Más acerca de …
Exámenes y Pruebas más importantes para las Personas con Diabetes